Significado de abdicación

  • f. Renuncia voluntaria a un cargo o dignidad, en favor de otra persona:
    abdicación de un monarca al trono.
  • Documento en que consta la abdicación:
    se procedió a la transcripción de la abdicación.

Definición de abdicación

  • Renuncia a un cargo o dignidad.

Del latín abdicatĭo, abdicación es la acción y efecto de abdicar (declinar a la soberanía o cederla, renunciar a derechos o ventajas). El término también se utiliza para nombrar al documento en que consta dicha abdicación.

Por ejemplo: “El príncipe decidió su abdicación tras la guerra con el pueblo vecino”, “Que lo sepan todos los súbditos y lacayos: la abdicación no es una opción para Su Majestad”, “La abdicación del rey Martín IV dejó el trono en manos de su hijo Felipe”.

La abdicación, en definitiva, implica un acto a través del cual un sujeto cede por sí mismo su cargo antes de la expiración del tiempo establecido con anterioridad. Se trata de un concepto similar al de renuncia.

En la antigüedad, la noción también se utilizaba para nombrar a la acción de desposeer a un integrante de la familia (como desheredar a un hijo). Actualmente, en cambio, la abdicación se usa casi exclusivamente en el mencionado sentido de renuncia a un poder.

A lo largo de la historia se han producido numerosas abdicaciones trascendentes. Diocleciano (244-311), por ejemplo, fue el primer emperador romano que dejó su cargo de manera voluntaria. Este hombre abdicó en 305 al encontrarse enfermo y acorralado por diversos problemas.

Cristina de Suecia (1626-1689), por su parte, abdicó en 1654, el mismo año en que dejó el protestantismo y se convirtió al catolicismo. Felipe V de España, Luis Bonaparte de Holanda, Víctor Manuel de Cerdeña, Fernando de Austria, Nicolás II de Rusia y Farouk I de Egipto son otros monarcas que, en cierto momento de su reinado, optaron por la abdicación.