Definición de absceso

  • Acumulación de pus en los tejidos.

Absceso es un concepto que procede del vocablo latino abscessus. Se trata de un término utilizado en la medicina para nombrar a la acumulación de pus que se produce en los tejidos orgánicos, ya sean externos o internos.

El absceso, por lo tanto, es una infección que se caracteriza por la inflamación e hinchazón. Se produce cuando un área de tejido se infecta y el organismo aísla dicha infección para evitar que se expanda. Los glóbulos blancos se dirigen hacia el tejido dañado, acumulándose allí junto a bacterias, líquidos y otros materiales.

Los abscesos pueden aparecen en casi cualquier parte del cuerpo y ser originados por parásitos o materiales extraños en general. Si el absceso se encuentra supurado, los especialistas hablan de apostema.

Algunos abscesos pueden visualizarse con facilidad, ya que se detecta una inflamación en la piel, la cual se torna de color rojizo en la zona. Otros abscesos, en cambio, no pueden advertirse a simple vista, pero generan dolor e incluso pueden dañar órganos vitales.

La higiene suele ser la mejor manera de prevenir los abscesos cutáneos y dentales. Hay otros abscesos, en cambio, cuyo origen no es tan claro y requieren de un análisis médico para determinar los pasos a seguir.

Un médico puede tomar una muestra de líquido del absceso y así conocer qué organismos lo causaron. El tratamiento puede incluir desde la toma de antibióticos hasta una cirugía.

El absceso pulmonar, por ejemplo, supone una cavidad de más de dos centímetros rellena de pus que se encuentra en la zona de los pulmones. El médico puede recetar antibióticos, ordenar una broncoscopía o drenar el absceso.

El absceso hepático, por su parte, es una formación de pus dentro del hígado o asociada a este órgano. Puede producirse por una apendicitis, una endocarditis bacteriana u otra causa.

Definiciones web