Definición de agradable

  • Que provoca agrado en quien lo percibe o experimenta

La palabra agradable es un adjetivo calificativo que empleamos con recurrencia en nuestro idioma español para indicar cuando algo o alguien nos causa agrado. En tanto, por agrado se designa a un gusto, al placer y a la complacencia experimentada. Entonces, aquello o aquel que es agradable nos causarán directamente placer, nos complacerá y nos dará un enorme gusto.

La de agradable es una palabra que la solemos usar en diferentes ámbitos y conversaciones y siempre implicará cuestiones positivas, porque algo o alguien que nos resultan agradables lo son porque están en sintonía con nuestros intereses, preferencias, entre otros.

Tal y como indicábamos, la palabra puede aplicarse tanto a personas como a cosas o situaciones. Así, nos podremos encontrar con que tal o cual individuo son agradables porque tienen buena predisposición y buen humor en las reuniones sociales. Cuando las personas se caracterizan por su simpatía y por crear un armónico clima en el ámbito en el cual están interactuando se las denomina popularmente como agradables; con una reunión agradable, porque todos los asistentes colaboraron con su diversión para generar un ambiente festivo; o con un clima agradable porque no hace ni frío ni calor extremo sino que se encuentra templado permitiéndonos realizar actividades sin sentir frío o calor.

En tanto, agradable se halla en estrecha vinculación con otros términos que actúan las veces de sus sinónimos y viceversa, como ser: grato, atractivo, interesante…. En cambio, los términos que directamente se oponen al término que nos ocupa son: desagradable, antipático y fastidioso, porque aquello o aquel que es considerado como desagradable disgustará y no producirá ningún tipo de agrado, simpatía y será una constante que fastidie con su manera de ser o de comportarse, la cual normalmente se destaca por ser irritable.