Significado de amor

  • m. Conjunto de sentimientos que ligan una persona a otra, o bien a las cosas, ideas, etc.
    Va seguido de las preps. a y de: amor a la vida, de madre.
  • Persona amada, y p. ext., aquello que es especialmente querido:
    ella ha sido el gran amor de su vida; su amor es la moto.
  • Ternura, suavidad:
    le explicó con amor lo que pasaba.
  • Esmero con que se hace algo:
    cocinó para él con amor.
  • pl. Relaciones amorosas:
    tenía amores con su vecina.
  • al amor de loc. Cerca de, junto a.
    Se construye con palabras como fuego o lumbre: la abuela nos contaba historias al amor de la lumbre.
  • amor libre Relación amorosa que rechaza el establecimiento de una pareja fija o estable:
    el amor libre es contrario a la fidelidad.
  • amor propio Consideración o estima de sí mismo:
    tus ofensas le hirieron en su amor propio.
  • Deseo de quedar bien ante sí mismo y ante los demás y de superarse:
    llegará lejos porque tiene mucho amor propio.
  • amor platónico El que forma una imagen ideal de la persona amada, sin establecer con ella ningún tipo de relación real:
    siente amor platónico por su profesor.
  • con o de mil amores loc. Con mucho gusto:
    lo haré de mil amores.
  • en amor y compañía loc. En paz y armonía:
    compartieron mesa en amor y compañía.
  • hacer el amor loc. Realizar el acto sexual:
    hicieron el amor en la habitación de un hotel.
  • loc. Cortejar, galantear:
    el joven hacía el amor a su vecina y cada día le regalaba un ramo de flores.
  • por amor al arte loc. adv. De manera gratuita:
    trabaja por amor al arte.
  • por amor de Dios loc. Se usa para indicar petición, protesta o sorpresa:
    haz de una vez lo que te digo, por amor de Dios.

Definición de amor

  • El sentimiento intenso del ser humano que, partiendo de su propia insuficiencia, necesita y busca el encuentro y unión con otro ser.
  • Un sentimiento hacia otra persona que naturalmente nos atrae y que, procurando reciprocidad en el deseo de unión, nos completa, alegra y da energía para convivir, comunicarnos y crear.
  • La persona amada.
  • Afecto intenso que se tiene hacia una persona, animal o cosa.
  • La voluntad de querer a otra persona.
  • Intenso sentimiento de afecto, inclinación y entrega a alguien o algo.
  • Afición apasionada que se tiene hacia una cosa.

Muchos son los poetas, cantantes o filósofos que han llevado a cabo su propia definición del concepto que ahora nos ocupa, el amor. Un término cuyo origen etimológico lo encontramos en el latín y más concretamente en la palabra amor.

Al tratarse de un tema tan abstracto y complejo, es difícil establecer una definición precisa del amor. Sin embargo, puede ser considerado como un conjunto de comportamientos y actitudes que resultan desinteresados e incondicionales, y que se manifiestan entre seres que tienen la capacidad de desarrollar inteligencia emocional.

Esto quiere decir que el amor sólo puede ser experimentado por los seres humanos, aunque otras especies también son capaces de establecer nexos emocionales, como los perros, los caballos o los delfines.

Por ejemplo: “Dante me confesó que siente un gran amor por mi hermana”, “Te aseguro que esa es la mejor demostración de amor que me puedes hacer”, “Ninguna pareja puede sostenerse sin amor”, “El amor entre un padre y su hijo es incomparable”.

En el lenguaje cotidiano, el amor suele asociarse en forma directa al amor romántico, que supone una relación pasional entre dos personas. Sin embargo, el término puede aplicarse a otro tipo de relaciones, como el amor familiar, el amor platónico y otros sentidos más amplios (amor a Dios o amor hacia la naturaleza). En todos los casos, el amor representa un sentimiento de gran afecto.

Así podríamos llevar a cabo una serie de oraciones que ejercieran como ejemplos de los diversos tipos de amor. De esta forma podríamos exponer las siguientes: “Juan y Lucía contrajeron matrimonio por amor”, “La mirada de Isabel hacia su hijo era una muestra del orgullo y del amor de madre que sentía” o “Manuel quiso entrar en el seminario para comenzar a trabajar como sacerdote como muestra de su amor a Dios”.

El amor no es un concepto biológico. Diversas expresiones relacionadas con el amor, tanto en los seres humanos como en otras especies, no se encuentran relacionadas con la supervivencia. De esta forma, podemos mencionar a las relaciones sexuales sin fines reproductivos y a los comportamientos altruistas.

Cabe destacar que distintos estudios científicos han hallado vínculos correlativos entre la cantidad de hormonas (la dopamina, la serotonina, etc.) presentes en el organismo y los estados que se califican como amorosos (la pasión, el deseo carnal, etc.).

En este sentido, cabría destacar que esa explicación iría muy en relación con lo que se conoce como que “el amor es ciego”. Y es que, parece ser, que la revolución que experimentan nuestras hormonas y las sensaciones que ellas nos hacen vivir cuando estamos junto a la persona de la que nos hemos enamorado no nos permite ver la realidad en cuanto se refiere, por ejemplo, a cómo es nuestra pareja o a la relación que estamos viviendo.

Desde la psicología, Robert J. Sternberg ha señalado tres componentes del amor: la intimidad (aquellos sentimientos que promueven el acercamiento), la pasión (un fuerte deseo de unión) y el compromiso (para conservar y reproducir el amor).

Finalmente tenemos que subrayar que actualmente empleamos un elevado número de expresiones que utilizan como parte integrante el término amor. Entre ellas se encontraría “amor libre” que es aquel en el que las personas que lo viven no se imponen ningún de atadura sentimental o de compromiso pues básicamente lo que hacen es disfrutar de las relaciones sexuales que mantienen.

Definiciones web