Significado de aptitud

  • f. Capacidad y buena disposición para ejercer o desempeñar una determinada tarea, función, empleo, etc. También pl.:
    tiene aptitudes para los deportes.

Definición de aptitud

  • Capacidad de una persona o una cosa para hacer correctamente una labor o actividad.
  • Don natural para aprender cierta disciplina, materia o arte, y desempeñarse en ella con habilidad.

En psicología, la palabra aptitud refiere a las condiciones psicológicas de una persona que se vinculan con sus capacidades y posibilidades en el ámbito del aprendizaje. El concepto tiene su origen en el latín aptus.

Por ejemplo: “Mi hijo tiene una gran aptitud para la música”, “Buscamos gente con aptitud para la generación de nuevas oportunidades comerciales”, “Lo siento, pero no tengo aptitud para este tipo de trabajo”.

En este sentido podemos establecer que cuando nos referimos al término aptitud estamos determinando la capacidad que una persona en concreto tiene en el área de la lógica o de las matemáticas. De esta forma, podríamos destacar que entre los tipos de aptitudes que puede poseer un individuo se encuentran las capacidades musicales, la capacidad analítica, el razonamiento inductivo o la habilidad de observación.

Asimismo junto a ellas habría que destacar otra que es frecuente que se produzca entre muchos individuos. Nos estamos refiriendo a la aptitud física que es la capacidad que tienen algunos de aquellos para llevar a cabo la realización de ejercicio manteniendo un ritmo y un rendimiento óptimo mientras que el cansancio es mínimo.

En este sentido, los atletas son personas que cuentan con dicha aptitud y se caracterizan por el hecho de que gracias a que cuentan con ella tienen la oportunidad de conseguir recuperarse en muy breve periodo de tiempo después de realizar un ejercicio.

Cabe diferenciar entre el uso del termino en el lenguaje coloquial y en la psicología. En el habla cotidiana, la aptitud hace referencia a la capacidad que tiene un individuo para desarrollar una actividad correctamente y con eficiencia. En psicología, en cambio, el término está vinculado a los rasgos emocionales del sujeto y a su capacidad en lo referente a la cognición. La aptitud, en este sentido, se encuentra asociada a la habilidad natural del sujeto, a los conocimientos que adquieren a partir del aprendizaje y a aquello que se conoce como inteligencia.

La aptitud, por lo tanto, puede formar parte de diversas dimensiones humanas, desde la capacidad para comprender enunciados y textos hasta el razonamiento abstracto y lógico, pasando por las habilidades manuales o el poder de análisis.

Por otra parte, la aptitud es un concepto de la biología que es empleado en el marco de la teoría de la evolución. La palabra permite describir la capacidad que tiene un determinado genotipo para la reproducción, lo que está relacionado con la cantidad de genes de este individuo y su proporción respecto a la totalidad de los genes de la próxima generación.

Muchas son las veces que tienen a confundirse dos conceptos que se pronuncian de manera parecida como son actitud y aptitud, que es el que aquí estamos abordando. En este caso, el primer término viene a definir a la postura que adopta el cuerpo de una persona y que expresa el ánimo que tiene la misma. Así, por ejemplo, se podría emplear la siguiente frase para explicar dicho significado: “Por más que María mirara a su hijo siempre veía en él las mismas actitudes que le sorprendían, las de un experimentado orador”.

Definiciones web