Significado de apuesto

  • p. p. irreg. de aponer.
  • adj. De buena presencia:
    es un hombre muy apuesto.
  • [Elemento] gramatical que está en aposición a otro:
    en "piso piloto", "piloto" es un sustantivo apuesto a "piso".
  • f. Pacto entre varias personas que discrepan por el que la persona que no tenga razón o esté equivocada es la que pierde la cantidad de dinero que se determine o cualquier otra cosa:
    hicieron una apuesta a ver quién aguantaba más tiempo debajo del agua.
  • Acción y resultado de arriesgar cierta cantidad de dinero en un juego, contienda deportiva, etc., de forma que, si se acierta el resultado, se recibe una cantidad de dinero mucho mayor:
    juego de apuestas.
  • Lo que se apuesta:
    mi apuesta es de mil pesetas.
  • Depósito de la confianza en una persona, idea o iniciativa que entraña cierto riesgo:
    la apuesta por la ampliación del gimnasio es muy oportuna.

Definición de apuesto

  • Participio pasado del verbo aponer
  • Participio pasado del verbo aponerse
  • Primera persona singular de presente de indicativo activo del verbo apostar
  • Que sucede o se realiza en el momento adecuado
  • Dicho de una persona, físicamente] atractiva
  • Condición o carácter de apuesto 3

El término apuesto es un adjetivo de tipo calificativo que tiene la función de señalar las características físicas agradables de una persona, especialmente un hombre. El término es común y es una manera elegante de decir que un hombre puede ser atractivo y llamativo de acuerdo a sus rasgos físicos.

Cuando se menciona el término apuesto se está haciendo referencia a un cierto tipo de características físicas que hacen que un hombre sea más bello o más llamativo que otros. En este sentido es importante marcar que si bien la belleza cambia de cultura a cultura e incluso de lo que una persona puede considerar bello a lo que otra puede hacerlo, el término “apueto” se suele utilizar en la cultura occidental para hombres relativamente maduros que cuentan con determinadas características físicas tales como un cuerpo en forma, una cara expresiva y atractiva y sobre todo una actitud determinada que diferencie a ese hombre del resto.

Un hombre apuesto también suele ser considerado así cuando es un hombre elegante que sabe cómo vestirse y qué utilizar para llamar la atención del público, así como también que sabe cómo peinarse y cómo arreglarse para los demás. En muchos casos puede suceder que un hombre sea atractivo pero no apuesto ya que no cae dentro de esta regla por vestirse de manera informal, por tener una actitud más confrontativa o infantil, etc.

Para la sociedad actual, el modelo de hombre apuesto suele ser tomado, del mismo modo que pasa con las mujeres, de los galanes de películas y series que suelen mostrarse como hombres maduros, elegantes y prolijos frente al público en sus propias películas o series así como también en entregas de premios y galas.

Luego habrá detalles más específicos sobre lo físico que interesarán o no según el gusto particular de cada uno, por ejemplo si tiene o no ojos claros, si es rubio o morocho, si lleva el pelo largo o corto, si tiene barba o no, etc. A todo esto debemos sumar la actitud que siempre que sea adecuada, elegante y respetuosa sumará más para convertir al hombre en un hombre apuesto y deseado por el público.