Definición de arqueología

  • Disciplina que estudia las civilizaciones de la Antigüedad y prehistoria a partir de los documentos y artefactos que de ellas subsisten
  • "A diez metros de profundidad, y en parajes á catorce de amontonados escombros, se hallan los vestigios de su civilizacion púnico-romana que la arqueología busca con avidez, bajo las otras dos capas de la árabe y la bizantina." de la Fuente, Vicente (1873) Historia eclesiástica de España. Madrid: impresores y libreros del Reino, t. II, ¶8

La arqueología es la ciencia que estudia las sociedades antiguas a través de sus restos materiales. El análisis de los objetos y construcciones permite conocer la cultura y los modos de vida de los pueblos de antaño.

Los arqueólogos, por lo tanto, se encargan de reconstruir la vida de poblaciones antiguas a partir de las manifestaciones materiales que han dejado. Los objetos permiten conocer aspectos del comportamiento humano del pasado, ya que los expertos logran situarlos en tiempo y espacio y los analizan dentro de un contexto.

Aunque la arqueología tradicional se centra en la Prehistoria y en la Antigüedad, en las últimas décadas se ha aplicado la técnica arqueológica a periodos más recientes, como la Edad Media y la Edad Moderna. Se conoce como arqueología industrial, por otra parte, al estudio de los residuos urbanos.

La prospección arqueológica consiste en la exploración de un territorio en busca de vestigios materiales de una sociedad. Cuando se hayan dichos restos, se habla de un yacimiento arqueológico. Los yacimientos suelen estar bajo tierra, ya que el paso del tiempo y el avance de las construcciones hacen que las ruinas queden ocultas a simple vista.

Con la prospección realizada, se inicia la excavación, que está considerada como una actividad destructiva ya que sólo puede realizarse una vez en cada espacio geográfico. Por eso debe ser autorizada por los gobernantes y tiene que estar a cargo de especialistas.

Otra actividad que forma parte de la arqueología es el trabajo de laboratorio, que consiste en el análisis de los restos obtenidos.