Definición de avaricia

  • Afán excesivo de poseer y guardar riquezas.
  • Mucho

Del latín avaritĭa, la avaricia es el afán o deseo desordenado y excesivo de poseer riquezas para atesorarlas. Desde el punto religioso se trata de un pecado y de un vicio ya que trasciende lo lícito y lo moralmente aceptable.

La avaricia se diferencia de la codicia ya que ésta última supone el afán excesivo de riquezas, aunque sin la voluntad de atesorarlas. Quien es avaro, pretende acumular todo tipo de riquezas materiales y no está dispuesto a gastarlas o compartirlas.

Por ejemplo: “Mi tío Raúl es un avaro: tiene tres automóviles pero no le presta ninguno a su hijo”, “No seas avaro y comparte tu riqueza con los más necesitados”, “El avaro de Miguel dejó que su hija viviera en la calle ya que no quiere darle dinero prestado porque dice que él se lo ganó con su trabajo y que ella tendría que haber hecho lo mismo”.

Es frecuente que la avaricia aparezca vinculada con otros pecados o con delitos, como la traición, la estafa y el soborno. El avaro sólo pretende sumar más y más riquezas y no conoce ningún límite legal o ético para cumplir con su objetivo. Si es necesario perjudicar a otra persona o pasar por encima de la ley, el avaro está dispuesto a hacerlo.

El vínculo que el avaro establece entre la felicidad y las posesiones materiales es condenado por las religiones. Asociar el placer con un objeto, en definitiva, impide el pleno desarrollo del sujeto y lo aleja de la dimensión espiritual.

Definiciones web