Significado de cambio

  • m. Acción y resultado de cambiar:
    cambio de aceite.
  • Mudanza, modificación:
    cambio de costumbres.
  • Sustitución:
    cambio de gobierno.
  • Intercambio:
    cambio de cromos.
  • Moneda fraccionaria:
    no tengo cambio.
  • Dinero que se devuelve después de comprar algo:
    no me has dado bien el cambio.
  • Precio de cotización de los valores mercantiles:
    el cambio de estas acciones no se ha modificado.
  • Valor relativo de las monedas de países diferentes:
    ¿a cómo está el cambio del dólar?
  • Mecanismo para cambiar el tren de vía, o el automóvil de velocidad:
    cambio de marcha.
  • a las primeras de cambio loc. adv. De repente, sin preámbulos:
    a las primeras de cambio, decidieron vender el piso.
  • en cambio loc. adv. Por el contrario, en contraste:
    odio cocinar, en cambio, disfruto de la buena mesa.

Definición de cambio

  • El acto o efecto de cambiar.
  • Trueque o permuta de una cosa por otra.
  • En Comercio El dinero fraccionario de moneda.
  • En Comercio Entre negociantes el acto de tomar dinero, obligándose por cierto premio a ponerlo en la parte que se ajusta.

La acción y efecto de cambiar se conoce como cambio (del latín cambium). En muchos casos, se utiliza como sinónimo de reemplazo, permuta o sustitución. El verbo cambiar, por su parte, hace referencia a dejar una cosa o situación para tomar otra.

Cuando alguien recibe una prenda de vestir de regalo, es muy común que desee cambiarla por otra, sea por una cuestión de gustos o bien porque la talla no sea la adecuada para su cuerpo. En este sentido, a la hora de comprar ropa se suele preguntar en la tienda si se aceptan cambios y devoluciones, dado que en algunos casos la persona receptora del producto no encuentra nada de su agrado y decide quedarse con el dinero.

A veces se siente la necesidad o el deseo de reemplazar un electrodoméstico o un coche, entre otras pertenencias, por uno más moderno o que reúna ciertas características muy particulares, y en este contexto también se usa el verbo cambiar. Una expresión que suele ir de la mano de esta acción es “es hora de”; por ejemplo, cuando un frigorífico antiguo comienza a descomponerse y se nota que no funcionará durante mucho tiempo más, se puede decir que “es hora de cambiarlo”.

En el plano de los sentimientos, los seres humanos solemos atravesar etapas de cambio o de transición, especialmente cuando llegamos a un punto en nuestras vidas en el cual sentimos que no podemos seguir avanzando. Estas crisis, muy necesarias para el desarrollo intelectual de todas las personas, están generalmente emparentadas con la vocación y con el amor; soportar durante años un trabajo no deseado y con condiciones abusivas, que genera una sensación de opresión y encarcelamiento puede llevar a un individuo a replantearse sus decisiones, tanto como una relación de pareja en la que no existe el cariño y la comprensión por el otro puede suscitar un cambio.

Cuando el clima de una región o del planeta se ve modificado, teniendo en cuenta los antecedentes conocidos, se habla de cambio climático. Este fenómeno puede tener lugar debido a cuestiones de la naturaleza, o bien por el accionar del hombre; puede reflejarse en alteraciones de la presión de la atmósfera, de la temperatura, de las lluvias, o de cualquier parámetro de tipo meteorológico, y el tiempo de transición entre ambos estados es absolutamente variable. Es muy común que se utilice este concepto cuando se habla del calentamiento global, lo cual resulta poco preciso.

Por otra parte, la noción de cambio se encuentra asociada al dinero. El cambio es el valor relativo de las monedas de diferentes países: “El tipo de cambio subió hasta 3,78 pesos”, “El cambio entre el euro y el dólar ya no nos favorece”, “Te aconsejo ir a una casa de cambio más que a un banco”.

Este término también se usa para referirse al dinero fraccionario de billetes de mayor valor; es decir, el cambio de un billete de cincuenta pesos está formado por cinco billetes de diez pesos, diez billetes de cinco pesos, tres billetes de diez y uno de veinte, etc. En este sentido, los comerciantes siempre deben tener cambio para poder entregar el vuelto (también llamado “la vuelta”) a sus compradores. Si una persona adquiere un producto que cuesta cuarenta pesos y abona con un billete de cincuenta, el comerciante debe tener el cambio necesario para devolverle los diez pesos sobrantes.

Por último, la noción de cambio se refiere a la variación de velocidades en un automóvil o, en sentido figurado, al ritmo de vida; se puede decir que un coche tiene caja de cambios automática y también se puede pedir a una persona que “baje un cambio”, o sea, que se tranquilice, haciendo alusión a su estado de nerviosismo o estrés.

Definiciones web