Significado de caudal

  • m. Cantidad de agua de una corriente:
    en verano el río baja con poco caudal.
  • Hacienda, bienes:
    "tanto tienes, tanto vales;
    no pierdas tus caudales".
  • Abundancia de algo:
    ha llegado un caudal de cartas.

Definición de caudal

  • Perteneciente o relativo a la cola

Caudal es un término que posee dos raíces etimológicas distintas. Cuando procede del latín capitālis (es decir, “capital”), puede aprovecharse para identificar a la hacienda (entendida como el conjunto o acumulación de la riqueza), el dinero o los capitales financieros.

En base a este uso del concepto, existen otras nociones relacionadas. Una caja de caudales, por ejemplo, es un recinto privado a menudo citado como caja fuerte (el compartimiento de seguridad para guardar elementos de valor y que resulta muy difícil de abrir para aquellos que no tienen autorización). Un camión de caudales, por otra parte, es el vehículo blindado que se reserva para el transporte de elevadas sumas de dinero y otros valores.

En este sentido, de caudal como sinónimo de bienes, hay que subrayar el hecho de que el término es utilizado con mucha frecuencia de una manera coloquial para referencia a la cantidad de dinero o posesiones que tiene un individuo en cuestión. Así, por ejemplo, se puede decir: “Miguel tenía una buena posición económica, se comentaba que poseía un importante caudal fruto de herencias y de su trabajo”.

Y todo ello sin olvidar tampoco la existencia de lo que se conoce como caudales relictos que son aquellos que una persona ha dejado tras tener lugar su fallecimiento.

El caudal, asimismo, también es la cantidad o nivel de una determinada sustancia que pasa por un cierto lugar durante un cierto periodo de tiempo. Por ejemplo: “Ten cuidado: este río tiene un caudal muy importante y puede resultar peligroso”, “Creo que hay un problema en la cañería ya que abrí la canilla y tenemos poco caudal de agua”.

En un sentido similar, la informática apela al concepto de caudal para referirse a la capacidad del ancho de banda (a mayor caudal de información, más se ocupa el espacio).

El segundo origen etimológico de caudal tiene su origen en el latín cauda y señala a aquello que está asociado o refiere a la cola. Los caudados o salamandras pertenecen a la orden Caudata y son anfibios que se caracterizan por tener colas de desarrollo pronunciado.

En este ámbito de la zoología tenemos que subrayar que igualmente el concepto caudal suele ir asociado a la palabra águila. De esta manera, cuando se habla de águila caudal lo que se está haciendo es referirse a la conocida águila real, una de las aves de presa más importantes que existen en todo el mundo que se caracteriza porque puede alcanzar una velocidad en vuelo en picado de hasta 300 kilómetros por hora.

A todo lo citado hay que añadir también que el término que estamos abordando se emplea como parte integrante de una locución verbal: hacer caudal de alguien. En este caso, con ella lo que viene a expresarse es que una persona en cuestión tiene aprecio y en buena estima a otra. Así, por ejemplo, se podría decir: “Eva hizo caudal de María porque siempre había estado a su lado apoyándola y porque sabía de sus buenas cualidades”.

En astronomía, los caudados son los cometas cuya cola puede ser divisada a través de la visión. La estrella Gamma Hydrae suele ser conocida como cola de Hidra por la ubicación que tiene dentro su constelación.

Definiciones web