Significado de ciencias auxiliares

  • Una ciencia auxiliar es aquella que funciona como soporte de otra ciencia para que ésta cumpla con sus metas y objetivos. Se trata de disciplinas científicas que pueden complementar a una ciencia en ciertos casos específicos.

    Aunque el término puede referirse a distintas ciencias, la noción de ciencias auxiliares se encuentra estrechamente vinculada a la historia. Por eso hay casos en que la mención a las ciencias auxiliares hace referencia explícita a las ciencias auxiliares de la historia.

    La arqueología, el derecho y la etimología son algunas de las ciencias auxiliares que aportan documentación o fuentes de análisis al historiador. Se trata, en la mayoría de los casos, de ciencias autónomas y que cuentan con sus propias metodologías, lo que hace que la idea de ciencia auxiliar no sea exacta y, por tal motivo, haya caído en desuso.

    Estas disciplinas auxiliares ayudan a que el historiador pueda analizar documentos o reliquias y, de esta manera, conocer su origen histórico, extraer datos y generar nueva información. La colaboración de especialistas (por ejemplo, de un arqueólogo) resulta imprescindible en muchas situaciones.

    Varias de las ciencias auxiliares fueron desarrolladas a partir del estudio de cuestiones que varían con el paso del tiempo (como la cronología), mientras que otras surgieron a partir de la comparación entre distintas realidades o factores (como la historia del arte o la historia del derecho).

    Cabe destacar que al registro escrito de la historia se lo conoce como historiografía. Por lo tanto, la historiografía constituye la epistemología de la historia.