Significado de colación

  • f. Comida o alimento ligero, específicamente el que se toma en días de ayuno.
  • Conjunto de dulces, frutas y otros alimentos con que se agasaja a los invitados:
    preparamos una colación para los asistentes.
  • sacar a colación loc. Mencionar, traer a la conversación:
    no tienes por qué sacar a colación mis errores.
  • traer a colación loc. Argumentar, aducir razones:
    aprovechando que estaban reunidos trajo a colación sus reivindicaciones.

Definición de colación

  • Comida ligera.
  • Acto de otorgar un beneficio eclesiástico, un título universitario, etc.

En términos nutricionales, el concepto de colación se utiliza para hacer referencia a aquellos aperitivos o productos de pequeño tamaño que pueden servir para calmar el apetito entre comidas. Las colaciones pueden ser muy variadas y estar compuestas de diferentes nutrientes, pero su característica principal es que es un alimento inferior en términos de tamaño y de aporte calórico a un alimento o comida más abundante. La palabra colación también se utiliza para designar a aquellos eventos en los que, justamente, se sirven pequeñas cantidades de comida como canapés o algún otro tipo de alimento.

Las colaciones han sido establecidas hace relativamente poco en el mundo nutricional como la ayuda esencial para llevar adelante una alimentación ordenada y razonable. Las colaciones están hechas para evitar que una persona llegue a una comida (por ejemplo, un almuerzo o una merienda) con abundante hambre y que consuma en ese momento una cantidad de alimentos mayor a la esperada para su contextura física.

Así, las colaciones se suponen especialmente para el momento intermedio entre una comida y otra (por ejemplo, el desayuno y el almuerzo) y pueden ser consumidas dos o tres veces por día. Sin embargo, un elemento esencial para que una comida pueda ser considerada una colación es que tiene que servir simplemente para entretener al estómago, no para dar completa satisfacción.

Ejemplos de colaciones pueden ser frutas u hortalizas, barritas de cereal, porciones adecuadas de galletitas o algún panificado, yogures, rodajas de queso, fetas de fiambre o incluso huevos crudos. Todos ellos pueden ser consumidos de manera separada entre comida y comida. Lo ideal es, según los nutricionistas, variar el orden de colaciones y no repetir siempre las mismas con el objetivo de evitar el aburrimiento y el consumo inapropiado de ciertos nutrientes sobre otros. Hoy en día, el mercado ofrece un sinfín de posibilidades en términos de colaciones debido al status de moda que recibe la alimentación saludable.