Significado de comparación

  • f. Examen que se hace a las cosas o a las personas para establecer sus semejanzas y diferencias.
  • Parecido o relación que se establece entre dos elementos:
    no hay comparación posible.
  • Figura retórica que consiste en identificar dos entidades por compartir una o varias características,
    símil.

Definición de comparación

Comparación (del latín comparatĭo) es la acción y efecto de comparar. Este verbo refiere a fijar la atención en dos o más cosas para reconocer sus diferencias y semejanzas y para descubrir sus relaciones. Comparar, por lo tanto, es cotejar.

Por ejemplo: “La comparación entre los dos cohetes espaciales demuestra que el estadounidense es mucho más avanzado”, “Ningún jugador de fútbol logra resistir la comparación con Diego Maradona”, “Me pareció muy interesante la comparación de los dos casos que hizo el analista”.

La comparación puede centrarse en aspectos físicos o en cuestiones simbólicas. De esta manera, dos personas pueden ser comparadas de distinta forma. Una comparación física revelará que una es más alta, menos gorda y más canosa que la otra. Al comparar las personalidades, podría decirse que una de las dos personas es más sociable, suele expresarse en voz alta en las reuniones y entabla vínculos con mayor facilidad.

En la gramática, la comparación indica tres grados diferentes en los adjetivos: positivo, comparativo y superlativo. El adjetivo limpio puede aparecer en grado positivo (“El agua está limpia”), en grado comparativo (“El agua de este estanque está más limpia que el agua de aquella fuente”) o en grado superlativo (“El agua de este estanque está limpísima”).

El recurso de la comparación también permite crear una figura retórica conocida como símil, que se establece con elementos de relación como “cual” o “como”: “Sus manos como martillos destruyeron la puerta a golpes”, “El ladrón andaba por los tejados cual gato en la noche”.