Significado de cuadro

  • m. Figura plana y cerrada por cuatro rectas iguales que forman cuatro ángulos rectos.
  • Lienzo, lámina, papel, etc., de una pintura, un grabado, un dibujo o similar:
    los cuadros de una exposición.
  • Descripción detallada y precisa, por escrito o de palabra, de un espectáculo o suceso:
    nos pintó un cuadro muy vivo de la corrida.
  • Conjunto de nombres, cifras u otros datos presentados gráficamente, de manera que se advierta la relación existente entre ellos:
    necesito que me hagas un cuadro con toda la información.
  • Marco, cerco que guarnece algunas cosas.
  • Escena, espectáculo:
    el viejo y el niño paseando cogidos de la mano ofrecían un cuadro enternecedor.
  • Conjunto de personas que forman parte de una institución, empresa, etc.:
    cuadro directivo.
  • Cada una de las partes en que se dividen los actos de ciertas obras dramáticas:
    la niña solo actúa en dos cuadros.
  • Conjunto de mecanismos o instrumentos necesarios para manejar un aparato o una instalación:
    cuadro de mandos.
  • En una bicicleta o una motocicleta, conjunto de tubos que forman su armazón.
  • cuadro clínico Conjunto de síntomas que presenta un enfermo o caracteriza una enfermedad:
    cuadro clínico grave.

Definición de cuadro

  • Lienzo o tabla pintado artísticamente.
  • Tabla o grafo que sintetiza datos a partir de sus relaciones lógicas, como parte de un texto explicativo.
  • Marco que ciñe alguna cosa enmarcándola.
  • Pieza de forma cuadrada.
  • Imagen o espectáculo que ofrece alguna cosa a la vista o a la mente
  • Instalación que teúne el conjunto de dispositivos necesarios para operar un aparato.
  • Persona que ocupa un puesto jerárquico en una institución.
  • En una bicicleta, el principal armazón de la misma, al que se une por delante la horquilla a la que va fijada la rueda delantera y el manubrio, y por detrás la rueda trasera y el mecanismo de pedales.

Normalmente, se entiende por cuadro a la pieza de arte pictórica que puede ser de diferentes dimensiones pero que, a diferencia de los frescos o de los murales, está delimitada por un marco o por el fin de la superficie de soporte (que es en la mayoría de los casos una porción de tela o papel). El cuadro puede ser realizado con diferentes fines pero, sin embargo, el objetivo decorativo es el más común ya que tiene que ver con la creación de una obra de arte para ser admirada desde determinados puntos de una habitación.

El cuadro como elemento decorativo es sin dudas uno de los objetos más básicos y recurrentes a la hora de completar el diseño estilístico de una habitación, vivienda o espacio. En términos técnicos, el cuadro está compuesto por una superficie sobre la cual se ejecuta el diseño pictórico o gráfico, como también por un marco que lo delimita y, finalmente, por otros elementos accesorios que están relacionados con la disposición que tal objeto tendrá sobre las paredes de una habitación o cuarto.

Si analizamos al cuadro como elemento artístico, su existencia se da principalmente luego de la Edad Media y al desarrollarse el Renacimiento, momento en el cual cientos de mecenas encargaban a artistas florentinos e italianos obras de arte particulares. De tal modo, la pintura como decoración de iglesias o instituciones públicas dejó de ser primordial y el arte se transformó en un elemento de buen pasar económico. Desde entonces, gran parte de las obras artísticas más famosas de la historia adquirieron el formato de cuadro o de soporte separado de la pared.

Cuando se realiza una obra pictórica en un cuadro, el artista debe saber manejar sobre todo el espacio dado y realizar su pintura de modo proporcional al mismo. La disposición de los elementos de la obra, la utilización de los límites y de las apropiadas técnicas de pintura estarán además relacionados con el estilo específico de la obra.

Definiciones web