Significado de dendrita

  • f. Prolongación citoplásmatica delgada y ramificada del cuerpo celular de las neuronas:
    las dendritas reciben los estímulos sensoriales.
  • Árbol fósil.
  • Concreción mineral en forma de ramas de árbol que aparece en las fisuras y juntas de las rocas.
  • Cristal metálico, generalmente producido por solidificación, caracterizado por una estructura análoga a la de un árbol con múltiples ramas:
    dendritas de cobre.

Definición de dendrita

  • En Biología. Prolongación protoplásmica y altamente ramificada de las neuronas, mediante la cual estas reciben impulsos eléctricos de las células colindantes
  • En Mineralogía. Cristal que adopta al formarse una estructura ramificada que recuerda a la de un árbol, como las proyecciones de los copos de nieve

El concepto de dendrita se utiliza para dar nombre a una extensión protoplásmica con ramificaciones que forma parte de una célula nerviosa y le permite a ésta recibir estimulación del ámbito exterior. Las dendritas, por lo tanto, son ramificaciones terminales presentes en las neuronas que garantizan la recepción de los impulsos nerviosos que llegan desde un axón correspondiente a otra neurona.

La dendrita, dicen los expertos, es la porción de la neurona que recibe excitación a raíz de estímulos generados por otras células o entornos. El axón, por su parte, se encarga de distribuir dicha excitación desde el área dendrítica.

Cabe resaltar que estas prolongaciones ramificadas y numerosas presentan otras extensiones más pequeñas que se conocen como espinas dendríticas, que son los sitios donde se desarrolla la sinapsis.

En caso de algún trastorno en las espinas dendríticas, se desarrollan problemas vinculados a la cognición. El síndrome de Down es una de las enfermedades relacionadas a la atrofia o al mal desarrollo de estas prolongaciones de las dendritas.

Las dendritas, cuyo citoplasma presenta mitocondrias, microtúbulos, vesículas membranosas y neurofilamentos, disponen de quimiorreceptores que reaccionan con los neurotransmisores que envían las vesículas sinápticas de las neuronas presinápticas. Esto quiere decir que las dendritas son fundamentales para la transmisión de los impulsos a través de la vía nerviosa que forman las neuronas.

Cabe destacar que el diccionario de la Real Academia Española (RAE) acepta otros usos del concepto de dendrita. El término puede aprovecharse entonces para hacer referencia a la estructura mineral que, con apariencia similar a las ramificaciones de los árboles, aparece en las grietas y las uniones de las rocas. Otra utilización de la noción se encuentra en la ingeniería, donde la dendrita es un cristal metálico que se produce por solidificación y cuya estructura recuerda a un árbol de muchas ramas.

El papel de las dendritas en las enfermedades neurodegenerativas

Gracias a un estudio realizado en la Universidad de Pennsylvania, se ha descubierto que la labor de las dendritas no se restringe únicamente a recibir y enviar señales químicas y eléctricas sino que además pueden crear proteínas (antes se creía que la única zona de la célula donde podía hacerse era el núcleo).

Esto dejaría en evidencia el papel fundamental de estas extensiones nerviosas en el proceso de la memoria y el aprendizaje y convertirlas en un elemento fundamental a la hora de desencadenarse enfermedades neurodegenerativas. Esto se debería a que un mínimo error en la codificación del ARN podría traer como consecuencia una malformación de proteínas que podría perjudicar los circuitos cerebrales que permiten el normal funcionamiento de la memoria, afectándola a ésta inevitablemente.

Este nuevo descubrimiento podría ser fundamental a la hora de estudiar formas de curar o prevenir enfermedades de este tipo como lo es el Alzheimer. Esta enfermedad es de tipo progresiva y aún no se conoce una forma de recuperación para ella. Se trata de una dolencia que afecta las células nerviosas en las diferentes regiones del cerebro, causando una disfuncionalidad en el mismo; de modo tal que el individuo pierde toda capacidad para controlar sus emociones, reconocer patrones, coordinar los movimientos y recordar las cosas. Dentro de las demencias, es ésta la más común sobre todo en personas de una edad avanzada y es la cuarta causa principal de muerte en los adultos.

Existen además otras enfermedades relacionadas con las dendritas, muchas de ellas vinculadas exclusivamente con las espinas dendríticas, de las que ya hemos hablado en párrafos anteriores. Entre las mismas se encuentran los trastornos vertebrales tales como enfermedades en la columna vertebral (donde las desviaciones suelen ser las más comunes), problemas en los huesos (donde las fracturas son las más corrientes) o incluso atrofia muscular o problemas de diversa índole en cualquier músculo del cuerpo.

Todo esto nos llevaría a comprender que el papel de las dendritas es mucho más imprescindible que lo que se creía hasta el momento y que, abriría nuevos caminos a las investigaciones para contrarrestar los efectos de las enfermedades degenerativas.

Definiciones web