Definición de discrecionalidad

Discrecionalidad es la cualidad de discrecional. Este adjetivo hace referencia a aquello que se hace libremente, a la facultad de gobierno en funciones que no están regladas y al servicio de transporte que no está sujeto a compromisos de regularidad.

La discrecionalidad, por lo tanto, puede estar asociada a la acción que se deja a criterio de una persona, un organismo o una autoridad que está facultada para regularla. Por ejemplo: “El reparto de los fondos queda a discrecionalidad del gobierno, cuando es el Congreso quien debería decidir cómo otorgarlos”, “El presidente volvió a demostrar que toma las decisiones más importantes según su discrecionalidad, sin consultar a ningún ministro”, “Las condiciones de vida de la gente no pueden dependen de la discrecionalidad de un funcionario”, “La oposición expresó sus críticas por la discrecionalidad en la formación de las comisiones”.

Un servicio discrecional es un servicio público que se regula según las necesidades de los usuarios y la propia empresa que lo presta. El uso más habitual de esta noción está vinculado al transporte, cuando no está obligado a cumplir con parámetros de regularidad, horarios, itinerarios, etc.: “Somos una empresa dedicada al transporte discrecional en función de la demanda estacional”, “Quiero averiguar si existe algún tipo de servicio discrecional que haga viajes puerta a puerta”.

El transporte discrecional, por lo tanto, se diferencia del transporte regular, que está sujeto a un itinerario, una frecuencia y horarios preestablecidos. Un autobús o colectivo debe realizar un determinado circuito y llegar a las paradas correspondientes a determinados horarios.