Definición de faraón

  • Soberano del antiguo Egipto.

El título de faraón era sin dudas el más poderoso que alguien en la civilización del Antiguo Egipto pudiera ostentar. El faraón era el gobernante supremo de las tierras egipcias y no sólo poseía el poder político si no que también contaba con el poder religioso al considerarse que era descendiente de los mismos dioses. El faraón se ubicaba en la cima de la pirámide social egipcia y tenía todos los privilegios como también todo el poder sobre la población de la región.

El acceso al poder por parte del faraón tenía que ver con la herencia y el linaje, al creerse que los faraones pertenecían a castas reinantes descendientes del mismo dios Horus o Ra (dependiendo del momento histórico de la civilización egipcia). Como tal, el faraón tenía a su cargo todas las atribuciones políticas, religiosas y económicas. Por debajo del faraón se ubicaba la familia real, compuesta por su esposa o Gran Esposa Real e hijos. Luego, seguían los nobles y funcionarios que lo acompañaban en sus tareas. Los esclavos se ubicaban al final de la pirámide social y eran sin duda alguna el grupo social más numeroso, siempre al servicio del faraón.

Los historiadores han señalado numerosos elementos característicos del faraón, aquellos que le daban poder por sobre los demás y que lo ubicaban más cerca de los dioses. Entre estos símbolos debemos mencionar el Nemes o tela que se colocaba sobre su cabeza, generalmente a rayas, el flagelo y el cayado en sus brazos, la barba postiza, el Uraeus o cobra que se ubicaba sobre la cabeza, collares, vestimentas de gran riqueza y delicadeza, joyas de todo tipo que representaban por lo general a los animales característicos de la región.

Uno de los elementos de la civilización egipcia más íntimamente relacionados con el faraón han sido las famosas pirámides. Ellas eran construidas a pedido del faraón con el objetivo de volverse su cámara de reposo y su conexión eterna con los dioses. Para conservar el cuerpo del faraón y permitirle así pasar a la otra vida, se lo momificaba y se lo enterraba junto a todas sus pertenencias y riquezas. Se creía que de esta manera, el faraón podría enfrentar el juicio final y ser recibido por los dioses en el más allá.

Entre los faraones más importantes de la historia de Egipto debemos mencionar a Tutmosis, Amenotep, Akenatón, Tutankamón, Ramsés, la reina Hatshepsut y Cleopatra, la última de todos los gobernantes del Antiguo Egipto.