Significado de frecuencia cardíaca

  • Del latín frequentĭa, frecuencia es la repetición menor o mayor de un suceso. Se trata de la cantidad de veces que se repite un cierto proceso periódico en una unidad temporal. A mayor frecuencia, mayor repetición o asiduidad.

    Cardíaco, del latín cardiăcus, es aquello perteneciente o relativo al corazón. Este órgano muscular, que en el caso del ser humano se sitúa en la cavidad torácica, se encarga de impulsar la sangre.

    Se conoce como frecuencia cardíaca al número de pulsaciones (latidos del corazón) por unidad de tiempo. Esta frecuencia suele expresarse en pulsaciones por minuto, cuyo número normal variará según las condiciones del cuerpo (si está en actividad o reposo).

    El pulso puede tomarse en distintos puntos corporales. Los más habituales son la muñeca, el cuello y el pecho, ya que allí pueden notarse los latidos con mayor facilidad. Los puntos de pulso más utilizados para medir la frecuencia cardíaca son aquellos en donde las arterias están más cerca de la piel.

    La forma correcta de palpar el pulso es con los dedos índice y cordial (ya que el pulgar tiene su propio pulso). Los dedos deben ejercer una suave presión en la zona donde pasa la arteria para, de esta forma, sentir las pulsaciones.

    La frecuencia cardíaca varía según las características de cada persona, ya que depende del estado físico, la edad, la genética y las condiciones ambientales, entre otros factores. Un adulto sano presenta una frecuencia cardíaca de entre 60 y 100 pulsaciones por minuto, que pueden descender hasta 40 durante el sueño y subir hasta 200 con la actividad física intensa.