Definición de gramática

  • En Lingüística. Rama de la lingüística que estudia la estructura y las tendencias de las lenguas.
  • Forma femenina singular de gramático

Se denomina gramática a la ciencia que tiene como objeto de estudio a los componentes de una lengua y sus combinaciones. El concepto halla su origen en el término en latín grammatĭca y hace referencia, por otra parte, al arte de dominar una lengua de modo correcto, tanto desde el habla como con la escritura.

Para entender mejor estas acepciones podemos establecer una frase como ejemplo: “Sara se encontraba estudiando inglés pues deseaba conseguir el First Certificated para lo cual su profesor siempre trabajaba con ella la gramática del idioma pues era la forma de conseguir aprobar y obtener la titulación”.

La gramática, por lo tanto, se puede definir como el grupo de principios, reglas y preceptos que rigen el empleo de un lenguaje en particular (al respecto, hay que decir que cada lenguaje posee su propia gramática). Como ciencia, está contemplada como parte de la lingüística.

El estudio de la lengua consta de cuatro niveles: el nivel fonético-fonológico, el nivel sintáctico-morfológico, el nivel léxico-semántico y el nivel pragmático. Aunque las diferencias entre estos niveles carece de precisión, suele restringirse el estudio de la gramática al plano sintáctico-morfológico.

Partiendo de lo expuesto en el párrafo anterior podemos establecer, por tanto, que cuando se estudia la gramática de un idioma en concreto se aborda el mismo desde varios puntos de vista. Así, en primer lugar, se aprende todo lo relacionado con la fonética que es la producción de los sonidos. De la misma forma, se hace hincapié en lo que es la morfología, es decir, la construcción de las palabras.

Tampoco se pasará por alto la sintaxis del idioma que consiste en estudiar cómo se combinan las palabras y cómo son las relaciones entre ellas; la semántica que gira entorno a la construcción de las expresiones; y finalmente la etimología gracias a la cual se analiza el origen de las palabras que conforman la lengua en cuestión.

Además de todo lo citado hay que subrayar que quienes comenzaron a plantear y desarrollar la gramática fueron los griegos entre los que destacó, además de Aristóteles o Sócrates, Crates de Malos que en el siglo II a.C fue el director de la Biblioteca de Pérgamo. Junto a dicha figura tampoco hay que pasar por alto la de Elito Donato que se caracterizó por ser el gramático más importante de lengua latina durante el siglo IV.

No obstante, hay que dejar patente que el documento más antiguo sobre gramática está datado en el año 480 a.C en La India y fue realizado por Pánini. El nombre de aquel es Astadhiaia.

Entre las distintas clases de gramática o enfoques en el análisis de esta disciplina pueden mencionarse a la gramática de tipo prescriptivo o normativo (presenta, de manera autoritaria, las reglas de uso para un lenguaje específico, despreciando las construcciones no estandarizadas), la gramática descriptiva (describe el uso actual de una lengua, sin juzgar en forma prescriptiva), la gramática tradicional (las ideas acerca de la gramática que se han heredado de Grecia y Roma), la gramática funcional (que aporta una perspectiva general en relación a la organización de la lengua natural), la gramática generativa (un enfoque formal para el estudio sintáctico de las lenguas) y la gramática formal (que aparecen en lingüística computacional).

El español, por ejemplo, está considerado como una lengua de carácter flexivo y de tipo fusional (por utilizar, por lo general, la flexión para marcar los vínculos entre sus elementos) y presenta una gramática similar a la de las demás lenguas romances.