Significado de hemorragia

  • f. Salida más o menos abundante de sangre de los vasos sanguíneos por rotura de estos:
    las hemorragias se detienen por el proceso de coagulación de la sangre.

Definición de hemorragia

  • En Medicina. Flujo de sangre fuera de venas, arterias o vasos capilares, de origen traumático o espontáneo por fragilidad de la pared capilar.

Hemorragia procede del latín haemorragĭa que, a su vez, tiene su origen en un vocablo griego. El término se utiliza para nombrar al flujo de sangre que se genera a partir de la rotura de los vasos sanguíneos.

Por ejemplo: “La enfermera está preocupada porque no logra detener la hemorragia”, “Tras el golpe, la hemorragia fue evidente y sus ropas comenzaron a teñirse de rojo”, “Esta mañana tuve un accidente automovilístico, pero por suerte sólo me golpeé un brazo y tuve una pequeña hemorragia en la mano”.

Se entiende como hemorragia, por lo tanto, a la salida de la sangre fuera del sistema cardiovascular. La pérdida de sangre, de todos modos, pude ser externa (cuando se produce una ruptura de la piel) o interna (si la sangre gotea desde un vaso sanguíneo pero se mantiene en el interior del cuerpo). Otra posibilidad es que la hemorragia fluya a través de un orificio natural del cuerpo, como las fosas nasales, la boca o la vagina.

De acuerdo al tipo de vaso sanguíneo que se ha dañado, es posible distinguir entre hemorragias arteriales, hemorragias venosas y hemorragias capilares. La hemorragia arterial es la más grave: supone una lesión en una arteria y la sangre sale expulsada con fuerza, aunque en chorros intermitentes.

La hemorragia venosa implica sangrado desde alguna vena lesionada. El flujo sanguíneo es continuo pero carece de fuerza. La hemorragia capilar, por último, es la más frecuente y se produce a partir de la rotura de un capilar (los vasos más abundantes y donde la sangre circula con menor presión).

Definiciones web