Definición de indivisible

  • Que no puede ser dividido

Indivisible (del latín indivisibĭlis) es aquello que no se puede dividir. Este verbo, por su parte, hace referencia a partir o separar en partes y a distribuir o repartir entre varios.

Lo indivisible, por lo tanto, no puede dividirse sin que se altere su esencia. Una mesa es indivisible ya que, si se corta al medio, se rompe y no puede cumplir su función. Físicamente es probable que la mesa se pueda separar en partes (no hace falta más que serruchar su superficie y partirla en dos), pero ya deja de ser una mesa y se convierte en algo diferente (en pedazos de madera, en varias tablas, etc.).

Un ser humano también es indivisible. Una persona puede sufrir alguna amputación y seguirá siendo una persona, aunque tendrá su integridad física mermada. Como ser vivo, el hombre es indivisible, aunque después de muerto, su cuerpo sí podría ser dividido.

Para el derecho, indivisible es aquello que no admite división. La indivisibilidad es una condición que aparece cuando la división es impracticable o cuando ésta modifica sustancialmente la aptitud de la cosa para el destino que tenía.

Un animal (como un perro o un caballo), una obra de arte (una escultura, una pintura) o hasta una casa son objetos indivisibles a nivel jurídico, ya que no pueden repartirse entre las partes.

Los juristas suelen afirmar que los derechos humanos son indivisibles ya que constituyen un todo intrínseco a la condición humana. Por eso, en teoría, no pueden respetarse ciertos derechos humanos y violar otros.