Definición de inefable

  • Que no puede ser expresado en palabras

Del latín ineffabĭlis (“indecible”), inefable es aquello que no puede explicarse con palabras. Lo inefable, por lo tanto, no puede narrarse o expresarse. Por ejemplo: “Un miedo inefable se apoderó de su ser cuando comprendió que ya no había salida”, “Cuando ingresó a la habitación, se encontró con una situación inefable”, “Es un logro inefable para nuestro país que será recordado durante décadas”.

El concepto, en la actualidad, se utiliza en un sentido más indefinido y genérico. Inefable suele ser un adjetivo que se aplica sobre personas o situaciones que son difíciles de clasificar, explicar o justificar.

La frase “El inefable abogado volvió a quedar en el centro de la polémica cuando acusó al periodista de ser un mafioso” contiene una consideración sobre un letrado al cual, en principio, pareciera no quedarle bien otra definición o calificación. Es posible pensar en abogados prestigiosos, reconocidos o experimentados, pero al hacer referencia a un abogado inefable, no se sabe con precisión de qué se está hablando.

“El inefable encanto de la violencia televisiva”, por su parte, es otra expresión que utiliza este adjetivo de una manera algo abstracta. En este caso, el término está vinculado a las dificultades existentes para explicar por qué la violencia televisiva atrae a los espectadores. La violencia, por lógica, es reprobable y se condena a nivel social; sin embargo, por alguna razón poco clara, cuando la violencia aparece en TV parece atractiva y se convierte en un entretenimiento. Lo inefable, pues, está relacionado a lo difícil que resulta explicar esta situación.