Significado de inflación

  • f. Acción y resultado de inflar.
  • Aumento general de precios que trae aparejada la depreciación monetaria:
    contener la inflación es uno de los objetivos de cualquier política económica actual.

Definición de inflación

  • Plural: inflaciones
  • Aumento generalizado del nivel de precios de bienes y servicios.

Del latín inflatĭo, el término inflación hace referencia a la acción y efecto de inflar. La utilización más habitual del concepto tiene un sentido económico: la inflación es, en este caso, la elevación sostenida de los precios que tiene efectos negativos para la economía de un país.

Esto quiere decir que, con la inflación, suben los precios de los bienes y servicios, lo que genera una caída del poder adquisitivo. Por ejemplo: un trabajador solía comprar 30 kilogramos de alimentos con su salario de 1.000 pesos. A los pocos meses, ante la inflación existente, ese mismo salario le permite comprar apenas 10 kilos de alimentos.

Existen diversas motivo que pueden llevar a la inflación. La inflación de demanda se produce cuando aumenta la demanda general y el sector productivo no está en condiciones de adaptar su oferta; por lo tanto, los precios suben. La inflación de costos, por su parte, aparece cuando aumentan los costos de los productores (ya sea por mano de obra, materias primas o impuestos) y éstos, para mantener los beneficios, trasladan el aumento a los precios. La inflación autoconstruida, por último, tiene lugar cuando los productores prevén aumentos de precios en el futuro y deciden anticiparse con un ajuste en su conducta actual.

Entre los tipos de inflación, puede hablarse de inflación moderada (los precios suben de manera gradual), inflación galopante (los precios suben en tasa de dos o tres dígitos en un año) o hiperinflación (la subida de los precios puede alcanzar el 1000% anual, lo que refleja una seria crisis económica donde el dinero de un país pierde su valor).