Significado de ip

  • IP es la sigla de Internet Protocol o, en nuestro idioma, Protocolo de Internet. Se trata de un estándar que se emplea para el envío y recepción de información mediante una red que reúne paquetes conmutados.

    El IP no cuenta con la posibilidad de confirmar si un paquete de datos llegó a su destino. Esto puede permitir que el paquete arribe duplicado, con daños, en un orden erróneo o que, simplemente, no llegue a destino.

    En caso que los paquetes a transmitir superen el máximo permitido en el fragmento de la red, la información es subdividida en paquetes de menor tamaño y vuelta a reunir en el momento preciso.

    Las direcciones IP hacen referencia al equipo de origen y llegada en una comunicación a través del protocolo de Internet. Los conmutadores de paquetes (conocidos como switches) y los enrutadores (routers) utilizan las direcciones IP para determinar qué tramo de red usarán para reenviar los datos.

    La dirección IP está compuesta por un número que permite identificar jerárquica y lógicamente la interfaz de una computadora u otra máquina que se encuentra conectada a una red y que emplea el protocolo de Internet. Los usuarios de Internet, por ejemplo, utilizan una dirección IP que suele cambiar al momento de cada conexión. Esta modalidad de asignación es conocida como dirección IP dinámica.

    Reducir lo que es el número de IP que han sido asignadas y están inactivas o disminuir los costes de operación que tienen los encargados de ejercer como proveedores de servicios de Internet son básicamente las dos ventajas que trae consigo el uso de las citadas IP dinámicas, que son las que en la actualidad ofrecen la gran mayoría de operadores.

    Además de todo lo expuesto tenemos que dejar patente que las citadas IP se pueden asignar por parte del servidor de tres maneras claramente delimitadas siendo la primera de ellas la que se conoce por el nombre de manual. Esto significa que quien la crea es el encargado de administrar la red y lo hace manualmente.

    En segundo lugar la segunda forma de asignación es la llamada automática, que se realiza de esta manera que le da nombre y tomando como base fundamental un rango que ya ha sido prefijado por el citado administrador.

    En tercer y último lugar tenemos que exponer que está la manera dinámica. Este tipo de asignación tiene una clara diferencia con respecto a los dos anteriores y es que es el único que permite llevar a cabo lo que es el volver a utilizar direcciones IP, es decir, a proceder a su reutilización. Un rango de direcciones IP establecido por el administrador y el software de comunicación TCP/IP que tiene cada ordenador, y que se pone en funcionamiento al conectarse la correspondiente tarjeta de interfaz de red, son los elementos esenciales para que se produzca esta forma de asignación.

    Los sitios de Internet que, por cuestiones obvias, deben estar conectados de manera permanente, utilizan una dirección IP estática o fija. Esto quiere decir que la dirección no varía con el paso de las horas o de los días.

Definiciones web