Significado de kinesiología

  • Kinesiología es un término que también puede escribirse como quinesiología, según acepta el diccionario de la Real Academia Española (RAE). El término refiere a las técnicas terapéuticas que ayudan a que una persona recupere el movimiento normal de ciertas partes de su cuerpo.

    El concepto, por otra parte, hace mención a los saberes científicos y a los estudios vinculados a estas técnicas. Por ejemplo: “Después de la internación, tuve que hacer kinesiología durante tres meses”, “Mañana no puedo ir a tu casa, tengo kinesiología”, “¿No has visto a un experto en kinesiología? Puede ayudarte a que no sientas esos dolores”.

    La palabra kinesiología tiene su origen en los vocablos griegos kínesis (“movimiento”) y logos (“estudio”), lo cual permitiría llegar al concepto de estudio del movimiento. De todas formas, este significado puede extenderse un poco para especificar la finalidad de esta disciplina, que es el estudio de los movimientos y mecanismos del cuerpo y el lenguaje humano. Sus conocimientos son muy importantes para diagnosticar y tratar afecciones que estén vinculadas con los músculos y los huesos.

    La kinesiología se utiliza para combatir enfermedades de diferentes orígenes, sobre todo se recomienda para aquellas personas que tienen alguna dolencia de tipo muscular o que padecen estrés. Para trabajar en esta rama se estudia una carrera universitaria que recibe el nombre de “Licenciatura en Kinesiología y Fisiatría” .

    La kinesiología abarca nociones de la anatomía humana, la fisiología y hasta la psicología, entre otras ciencias, ya que estudia la relación entre la salud y la calidad de los movimientos.

    Los conocimientos kinesiológicos pueden aplicarse a través de la quiropráctica, la fisioterapia, la ergonomía y el acondicionamiento físico, ya sea para desarrollar una terapia, para prevenir un daño o para mejorar el rendimiento atlético.

    Quienes son especialistas en esta ciencia se llaman kinesiólogos. Es importante saber diferenciar entre el trabajo realizado por un kinesiólogo y un fisioterapeuta. El primero se dedica a evaluar qué inconvenientes se producen en un movimiento de acuerdo a la anatomía, la fisiología y la biomecánica. El segundo, en cambio, sólo se encarga de la aplicación de alguna técnica terapéutica para revertir el problema ya identificado.

    Hay países donde los terapeutas físicos, sin embargo, son reconocidos como kinesiólogos, aunque no de forma legal. En otros, como Chile, no se registra la existencia de la profesión de fisioterapeuta, sino que la de kinesiólogo abarca ambas tareas.

    Kinesiología Holística

    El término kinesiología holística fue acuñado en los años 60 y es un método terapéutico que ha alcanzado una gran popularidad en los últimos años.

    Se trata de una serie de estudios musculares y de test para chequear el funcionamiento corporal y poder diagnosticar desequilibrios de cualquier tipo, incluso proveniente de causas psico-emocionales. Para dicho efecto se basa en los fundamentos de la kinesiología y propone un tratamiento llamado kinesioterapia donde fusionan los métodos de esta disciplina con otras como la acupuntura, la psicología, la osteopatía y la homeopatía.

    En esta rama de la kinesiología se entiende al cuerpo humano como un todo fragmentado en muchas partes (estructura, psique y química) que se encuentran conectadas a partir de la energía. En ella se tratan los conflictos en el organismo desde un punto de vista global.

    Se cree que todos los problemas se encuentran entrelazados y que las causas de una enfermedad nunca es una sola, sino que se trata de un conjunto de factores frente a los que el organismo no consigue adaptarse y termina desarrollando un síntoma. A través de la terapia holística se intenta armonizar el organismo combatiendo las causas primeras y tratando a todo el organismo de forma conjunta.