Significado de maldición

  • f. Imprecación,expresión injuriosa o grosera:
    echar una maldición.
  • Expresión del deseo de que ocurra un daño a alguien:
    la maldición de la bruja se cumplió.
  • Castigo que se cree divino o sobrenatural:
    la maldición caerá sobre aquel que viole la tumba.
  • ¡maldición! interj. Expresión que indica enojo,reprobación,contrariedad,etc.:
    ¡maldición,me he quemado!

Definición de maldición

  • Acción o efecto de maldecir.
  • Expresión maleducada e irrespetuosa.
  • Murmuración.

La maldición es la expresión de un deseo malo que va dirigido hacia una persona puntualmente o hacia un grupo determinado.
Si bien no siempre se concreta en un hecho, la expresión con deseo maligno, en muchas ocasiones, “casualmente”, acompaña a la sucesión de un hecho dramático o trágico y entonces, será allí donde cobrará fuerza el concepto y la fuerza de la maldición expresada. Por ejemplo, un empleado se enoja con su jefe porque este no le permitió salir antes del trabajo para ir al médico, entonces, le echa una maldición por lo bajo: ojalá se le quede el automóvil cuando se vaya a su casa por no haberme permitido irme; y justamente la historia termina con el automóvil parado en medio del camino. La maldición hecha realidad. A veces funciona, a veces no, hay gente que cree fervientemente en el poder de una maldición y hay otros que le son absolutamente indiferentes.

Probablemente, la fuerza de una maldición, es decir, de que esta ocurra finalmente, se encuentre precisamente en el valor que alguien le otorga a la cuestión, es decir, si creo en ello, seguramente si algo malo me sucede, creeré que es fruto de una maldición, en cambio, si no creo para nada y me sucede algo creeré que tiene que ver con otra cosa y no con una maldición echada por alguien que no me quiere.
En tanto, las maldiciones ostentan un papel destacado en las creencias populares de varias culturas y pueblos y aún más, hasta se extienden a determinados objetos por alguna razón de peso y entonces, quienes posean o se crucen en el camino con los mismos no podrán escapar de la maldición que ya está predestinada a sucederles.

En los libros de entretenimiento infantil, la maldición resulta ser una cuestión frecuente y que en especial ostentan las brujas, echándosela a las heroínas o princesas de las mencionadas historias.

Por otra parte, en el uso coloquial de la lengua, la palabra maldición se emplea para expresar enojo, reprobación o contrariedad por alguna cuestión o por alguien. Maldición, perdí el tren, llegaré tarde.