Definición de medieval

  • Propio de o relativo a la Edad Media.

El término medieval se utiliza como adjetivo para hacer referencia a todos aquellos sucesos, fenómenos, individuos u objetos que hayan tomado lugar en el período histórico de la Humanidad conocido como Edad Media. Sucedido entre los siglos V y XV de nuestra era, el período de la Edad Media, Medioevo o medieval fue uno de los más largos de la historia y se caracterizó por rasgos y elementos muy peculiares que permiten definirlo de modo relativamente fácil. Los eventos que se utilizan tradicionalmente como principio y fin de este período son respectivamente la caída del Imperio Romano de Occidente (año 476), y la caída de Constantinopla (año 1453) o el descubrimiento de América (año 1492).

Entre las principales características medievales o de la Edad Media debemos mencionar la formación más o menos ordenada de los reinos romano-germánicos que surgieron como consecuencia de la caída del Imperio Romano en Occidente. Estos reinos se caracterizarían por desarrollar sus propias identidades nacionales con elementos tales como la lengua, la historia, las tradiciones y la legislación, manteniéndose muchos de ellos todavía vigentes.

Por otro lado, la economía medieval se basó en el quiebre del sistema comercial de gran alcance desarrollado por los romanos. Al mismo modo, se establecieron los famosos señoríos feudales que eran autosuficientes (consumían lo que en ellos se producía) y que se organizaron en torno a la agricultura y la explotación de la tierra. En estos señoríos se delinearon eventualmente las diferentes jerarquías sociales que hacían que los señores feudales estuvieran en la cima de la pirámide social. La base de la misma estaba compuesta por siervos.

Finalmente, la época medieval también se caracterizó profundamente por la importancia y la centralidad de la religión. En el caso de Europa, el Cristianismo fue no sólo un sistema religioso, sino además toda una compleja estructura de regulación y organización social a través de su institución cumbre: la Iglesia. Otras religiones como el Islamismo también fueron de gran importancia en esta época.