Significado de pérdida

  • f. Carencia,privación de lo que se poseía.
  • Cantidad,cosa o persona que se ha perdido:
    su muerte fue una gran pérdida.
  • Escape de un líquido o de un gas:
    esta tubería tiene pérdidas por algún sitio.
  • Daño o perjuicio que se recibe en una cosa.
  • Mal uso o desperdicio de algo:
    pérdida de tiempo.
  • no tener pérdida una cosa loc. Ser muy fácil de encontrar:
    si sigues mis indicaciones,la dirección no tiene pérdida.

Definición de pérdida

  • Privación de lo que se poseía por extravío.
  • Acto de perder.
  • Detrimento sufrido en alguna cosa.
  • Disminución de capital o de dinero en una especulación, en el juego, etc.

El vocablo latino perdĭta se transformó, en nuestra lengua, en pérdida. El concepto se emplea para nombrar a la falta o ausencia de algo que se tenía. Cuando una persona dispone de una cosa y luego la pierde, podrá decirse que sufrió una pérdida.

Por ejemplo: “La pérdida del empleo fue un duro golpe para mí”, “Después de la pérdida de balón, LeBron James cometió una dura falta contra Kobe Bryant”, “Era una empresa rica pero, tras diez años de pérdidas, terminó en bancarrota”.

Para perder algo, primero hay que tenerlo, ya sea de manera física o simbólica. En otras palabras: no se puede perder aquello que nunca se tuvo.

En el ámbito de la economía y las finanzas, las pérdidas suponen un cambio negativo en los fondos o recursos. Es posible advertir las pérdidas en los registros contables: si una compañía tiene más egresos de dinero (por gastos, inversiones, etc.) que ingresos (procedentes de ventas), habrá sufrido pérdidas.

El concepto de pérdida también aparece vinculado a la salud. Diversas enfermedades o trastornos están relacionados con pérdidas de facultades y capacidades. En este sentido, puede decirse que la sordera es la pérdida de la audición o que la ceguera es la pérdida de la visión, por citar dos ejemplos.

Cuando una mujer está embarazada, se denomina pérdidas a las hemorragias de menor o mayor intensidad que sufre. Estas pérdidas de sangre pueden deberse a asuntos poco relevantes, aunque también pueden reflejar un inconveniente importante. Por lo tanto, es imprescindible que el médico esté al tanto de estas pérdidas para que analice el caso.