Significado de pangea

  • Los libros de Historia y Geografía permiten saber que Pangea es el nombre por el cual se identifica a un supercontinente que habría existido en los periodos Paleozoico y Mesozoico por el aglutinamiento de todos los continentes que reconocemos en la actualidad. Se cree que el término, surgido de la unión del prefijo griego pan (“todo”) y el vocablo gea (que, en español, significa “suelo” o “tierra”), fue empleado por primera vez por el científico de origen alemán Alfred Wegener.

    Las hipótesis señalan que Pangea habría sido un bloque de tierra gigante con apariencia de letra C que se distribuyó por la zona del Ecuador y estuvo rodeado por un océano conocido como Pantalasa. Al ser un único supercontinente, los organismos terrestres podrían emigrar del Polo Sur al Polo Norte.

    El origen de Pangea habría tenido lugar hace aproximadamente 300 millones de años. Hacia fines del Triásico e inicios del Jurásico, los desplazamientos de las placas tectónicas hicieron que Pangea experimentara una fragmentación y se consolidaran dos nuevos continentes: Gondwana, en el sector sur, y Laurasia, al norte. Estos dos continentes estuvieron divididos por el mar de Tetis. Con el tiempo, la traslación de las masas continentales (fenómeno conocido como deriva continental, un proceso que aún continúa) terminó generando los continentes tal como los identificamos en la actualidad.

    El fenómeno de la deriva continental

    Según esta teoría, existe un mecanismo que se repite a lo largo de millones de años, por el cual las placas en las que se fijan los diversos continentes de la tierra se van desplazando; este fenómeno recibe el nombre de deriva continental.

    Dicho movimiento se produce porque debajo de la corteza oceánica se crea una fuerza que impulsa las masas continentales hacia arriba y como consecuencia, éstas cambian de posición.

    Pese a que se considera como autor de la teoría a Alfred Wegener, es necesario aclarar que mucho antes de que él publicara su obra “El origen de los continentes y océanos“, existieron dos hombres que la habían mencionado. El primero de ellos fue Francis Bacon en 1620, un científico inglés que posó su atención en la similitud que existía entre las formas de los continentes.

    Esto le permitió intuir que la misma se debía a que en el pasado hubiera existido un solo continente; sin embargo no supo desarrollar una teoría consistente. El segundo, fue Antonio Snider, un americano que residía en París en 1858, quien basándose en lo estudiado por Bacon propuso que los continentes se movían a lo largo de los años. Finalmente, en 1915 apareció Alfred Wegener, el meteorólogo alemán que desarrolló la teoría y se hizo con la autoría de dicho concepto.

    En su teoría, Wegener, explicó que hace millones de años los continentes se encontraban unidos en un supercontinente al que dio en llamar Pangea; posteriormente éste se dividió en dos fragmentos importantes que a su vez se subdividieron, hasta alcanzar la distribución y forma que hoy tienen.

    De todas maneras, su teoría no fue aceptada hasta mucho tiempo después, cuando se conoció el paleomagnetismo (fenómeno que expresa que en el momento en el que se forman las rocas se produce una carga magnética muy fuerte). A través de un análisis de las zonas rocosas que bordean los continentes, los científicos pudieron saber cómo se habían formado las rocas continentales y en qué lugar exacto se encontraban en aquel momento, pudiendo llegar a la conclusión de que, dadas las posiciones, todos los continentes se hallaban unidos.

    Algunas cuestiones que ayudaron a aceptar todavía más la teoría fueron:

    * Coincidencias en especies botánicas y animales entre regiones tan separadas (siendo que no podrían haber atravesado el océano, pero sí dispersarse cuando el terreno todavía era uno);
    * Climas similares entre varios continentes. (Si se arma el rompecabezas, se puede descubrir que los que comparten clima, antes se hallaban unidos);
    * Formaciones de roca que poseen la misma edad y son del mismo tipo (por ejemplo entre Sudamérica y África).

    Cabe resaltar que los científicos consideran que Pangea no fue el primer supercontinente. Pannotia habría sido otro megacontinente, formado hace 600 millones de años y segmentado alrededor de cincuenta millones de años más tarde. Otros posibles supercontinentes, de acuerdo a las evidencias científicas, fueron Rodinia (formado hace 1.100 millones de años y separado hace 750 millones) y Columbia (que nació hace 1.800 millones de años y se fragmentó unos trescientos millones de años más tarde).

Definiciones web