Definición de prodigio

  • Suceso extraño que excede los límites regulares de la naturaleza.
  • Cosa especial, rara o primorosa en su línea.

Del latín prodigĭum, prodigio es una cosa especial o rara, un suceso extraño que excede los límites de la naturaleza o una persona que tiene cualidades extraordinarias. Por ejemplo: “Las condiciones climáticas de este lugar son un prodigio que tenemos que aprovechar”, “Un niño prodigio de sólo diez años ha sido aceptado en la universidad por su elevado coeficiente intelectual”, “Este muchacho es un prodigio: ya tiene cuatro títulos y todavía no cumplió los veinte años”.

La consideración de lo prodigioso depende de la cultura y de la subjetividad de cada persona. Lo que puede ser maravilloso (fuera de lo común) para un sujeto, puede resultar habitual o frecuente para otro. Para un hombre de una tribu aborigen que vivió toda su vida en medio de la selva, ver volar a un avión resulta un prodigio, mientras que lo mismo es común para alguien que vive en una gran ciudad.

A lo largo de la historia, muchos fenómenos naturales fueron considerados prodigios y se les buscaron explicaciones mágicas. Los terremotos, los eclipses, los meteoritos y los rayos o relámpagos son algunos de ellos, que luego dejaron de ser tomados como prodigios ya que se les encontró una explicación científica y racional.

Se conoce como niño prodigio a quien domina algún arte o ciencia a edad temprana. La habilidad de estos niños puede compararse con la que tienen los adultos, siendo lo extraordinario la corta edad del prodigio.

La música, el ajedrez y las matemáticas son algunas de las disciplinas donde suelen trascender los casos de los niños prodigio. Muchas veces los niños prodigio mantienen su condición fuera de lo común en la adultez y se transforman en verdaderos genios que quedan en la historia, como Jorge Luis Borges (quien escribió su primer cuento a los siete años) y Wolfgang Amadeus Mozart (capaz de leer y componer música y tocar el violín y el clavicordio a los seis años).