Significado de psicología evolutiva

  • Los expertos en Psicología consideran que el desarrollo humano surge a raíz del cambio sistemático de carácter psicológico que ocurre a lo largo de toda la existencia del individuo. En ese proceso, el sujeto accede a estados cada vez más complejos. La rama de la psicología que hace foco en estas cuestiones es la psicología evolutiva (conocida también como psicología del desarrollo).

    Dicho de otro modo, la psicología evolutiva se encarga de explicar las transformaciones que las personas sufren con el paso del tiempo. Estos cambios pueden ser explicados por medio de factores que suelen enfrentarse por oposición: continuidad/discontinuidad, herencia/ambiente, etc.

    En este contexto, el psicólogo se esfuerza para lograr que el paciente comprenda mejor su evolución y el contexto en el que se desenvuelve. El desarrollo debe ser considerado como un proceso continuo, global y dotado de flexibilidad.

    Hay especialistas que sostienen que la sociedad y la cultura obligan e imponen una serie de tareas implícitas en el desarrollo del ser humano. A través del proceso de socialización, el cumplimiento de estas actividades termina por convertirse en una aspiración del propio sujeto.

    El psicólogo estadounidense de origen alemán Erik Erikson contempla ocho etapas básicas en el desarrollo del ser humano: la denominada etapa incorporativa, que consiste en la fase oral que empieza en el nacimiento y se prolonga hasta el primer año de edad, en la cual el niño depende por completo de su medio ambiente; la etapa niñez temprana, entre el año y los tres años de edad, conocida como la fase muscular anal y determinada por el control de los esfínteres y de los músculos; el periodo de latencia o escolar, entre los seis y los doce años; la etapa de la adolescencia, que se extiende entre los doce y los veinte años y donde se consolida la identidad; la etapa adulto joven, de los veinte a los cuarenta años y donde se suele constituir una familia propia; el periodo adulto medio o maduro, de los cuarenta a los sesenta años, donde se facilita el progreso de las generaciones más jóvenes; y la etapa adulto tardío o adulto mayor, donde la integridad gira en torno a la aceptación de la finitud natural de la vida humana.

    Además del citado Erik Eriksson, dentro de esta corriente no podemos pasar por alto el nombre de otros autores que igualmente dejaron su honda impronta en la misma. Este sería el caso, por ejemplo, del afamado médico y neurólogo Sigmun Freud. Este ha pasado a la historia no sólo por ser uno de los mayores intelectuales del siglo XX sino también por estar considerado el padre del psicoanálisis.

    Junto a él aparece también en esta área de la Psicología evolutiva Lev Vygotski, un psicólogo ruso que es uno de los principales pensadores de la misma. Igualmente destaca por ser el fundador de la llamada psicología histórico-cultural que vendría a dejar patente que a la hora de explicar el desarrollo del ser humano este se tiene que hacer irremediablemente teniendo en cuenta lo que es la interacción social.

    Jean Piaget es igualmente otro de los autores que no se pueden pasar por alto en la materia que estamos abordando y es que realizó importantes aportaciones a la misma. En este sentido, estableció que existen cuatro estadios o periodos dentro de lo que es el desarrollo del ser humano: el estadio sensorio-motor, el estadio pre-operatorio, el estadio de las operaciones concretas y el estadio de las operaciones formales.

    Muy influido por este citado autor se encuentra Lawrence Hohlberg, un doctor que se centró básicamente en lo que se conoce con el nombre de desarrollo del juicio moral. Un término este bajo el cual se engloba el conjunto de razones que tienen las personas para llevar a cabo unas u otras acciones.