Significado de reacción

  • f. Respuesta a un estímulo:
    reacción estusiasta ante una propuesta.
  • Acción que resiste o se opone a otra:
    reacción gravitatoria.
  • Actitud de oposición ante cualquier innovación,especialmente en el ámbito de la política:
    la reacción no podrá detener el desarrollo del país.
  • Combinación de dos sustancias para dar otra nueva:
    la reacción entre la sosa cáustica y el ácido clorhídrico da como resultado la sal común.
  • reacción en cadena y quím. La que da origen a sustancias que ocasionan sucesivamente reacciones iguales a la primera.
  • Sucesión de acontecimientos en la que cada uno es provocado por el anterior:
    un lector contestó a su artículo,otro lector contestó al primero,y así se ha producido una verdadera reacción en cadena.

Definición de reacción

  • Hecho o acción que se opone o resiste a otra, obrando en sentido contrario a ella.
  • Actitud que tiende a oponerse a las innovaciones.

Se conoce como reacción a la consecuencia o resultado de una determinada acción. Según la teoría, este vocablo se concibe como una resistencia, fuerza contraria u opuesta a algo. Se trata también de la manera en la cual un objeto o individuo se comporta ante un estímulo concreto.

A continuación, veamos algunos ejemplos de su uso: “Ante los insultos, la reacción del hombre no se hizo esperar y comenzó a realizar gestos obscenos”, “Esperaba una reacción más enérgica, pero Juan conservó la calma”, “Cuando agregué alcohol a la disolución, se produjo una reacción extraña y comenzó a salir un olor muy fuerte”.

El arte suele esperar una reacción por parte del potencial público. Cuando se representa una obra cómica en un teatro, por ejemplo, se espera que en determinados puntos de la función la gente se ría; si esto no sucede, la explicación no es necesariamente que la línea no haya sido lo suficientemente graciosa, ya que puede tratarse también de una mala actuación o de las características de la audiencia presente ese día en particular. Sin embargo, los artistas buscan que sus creaciones posean un carácter universal, lo más amplio posible, para asegurar su efectividad en un rango considerable de circunstancias.

La vida cotidiana de una persona que mantiene un cierto grado de contacto con la sociedad representa un desafío constante, que consiste en decodificar las reacciones de los demás ante una gran variedad de sucesos y situaciones. El gran problema reside en que cada cerebro entiende el mundo a su manera, basado en sus propias vivencias, en sus temores, sus ansias y su desarrollo intelectual, entre otros tantos factores. En general, un ser tranquilo y callado suele asociarse a la buena educación; es común pensar que alguien con dichas características sería “incapaz de matar a una mosca”. Por el contrario, las explosiones espontáneas de ira de quienes se alteran fácilmente se relacionan con la violencia.

En la realidad, las personas somos mucho más complejas de lo que parecemos y resulta impreciso juzgar a alguien por su forma de desenvolverse frente a los demás. Continuando con los dos casos expuestos en el párrafo anterior, si los analizáramos tomando una postura opuesta, bien podríamos decir que la tranquilidad y la timidez pueden esconder una serie de frustraciones acumuladas que no pueden salir, y que, cuando finalmente lo hagan, la amabilidad se convertirá en agresión desmedida; con respecto al ser impulsivo, sería también correcto pensar que al descargar sus tensiones constantemente, no guarda rabia en su interior, razón por la cual goza de mejor salud y, ¿por qué no?, paz mental que el primero.

Una reacción de carácter mecánico, por citar un caso en particular, identifica la fuerza de sujeción que un elemento puede ejercer sobre el suelo u otra superficie que actúa como su soporte. Las denominadas reacciones químicas, por su parte, son procesos a través de los cuales dos sustancias se convierten en otras a raíz de un factor energético (como el óxido de hierro que surge por la reacción del oxígeno con el hierro). Otro tipo de reacción es la reacción nuclear, basada en la transformación de partículas o núcleos atómicos a partir de un procedimiento endotérmico o exotérmico.

Para la biología, una reacción es aquella respuesta de los organismos al momento de enfrentar la aparición de un virus, cuerpo extraño o agentes patógenos. El concepto también permite nombrar al periodo de calor y frecuencia de pulso que sucede al de frío y al efecto secundario de una terapia o de un medicamento: “Estoy tomando un antibiótico que me generó una reacción en la piel”, “El tratamiento es el indicado, aunque tiene muchas reacciones adversas”.

Reacción o reaccionarismo, por último, es una tendencia tradicionalista a nivel político y social que se opone a las innovaciones.