Significado de silogismo

  • m. Argumento que consta de tres proposiciones,la última de las cuales,llamada conclusión,se deduce necesariamente de las otras dos,denominadas premisas:
    utilizó un silogismo para demostrarnos la veracidad de su teoría.

Definición de silogismo

  • En lógica, argumento que consta de tres proposiciones: dos premisas y una conclusión, que se deduce necesariamente de las otras dos.

Se conoce como silogismo a un argumento compuesto por tres proposiciones; de ellas, la última es la que se deduce siempre de las anteriores. El vocablo deriva del concepto latino syllogĭsmus que, a su vez, halla su origen en una palabra griega.

Hay que subrayar que el padre de silogismo es el gran pensador y filósofo griego Aristóteles. Así, este fue el primero en utilizar dicho término partiendo o estableciendo lo que se conoce con el nombre de juicios aristotélicos. En concreto, bajo esa denominación se encuentra una serie de términos que se unen y que dan lugar a la llamada lógica.

Más exactamente, según dicho autor, esos términos no son más que la unión de un sujeto y de un predicado. Todo ello puede contemplarse y estudiarse a través de algunas de las obras más importantes de aquel entre las que se encuentran, por ejemplo, Primeros Analíticos o El Organon que es un compendio de una serie de sus mejores trabajos.

Puede considerarse como una modalidad de razonamiento deductivo, donde dos de las proposiciones son premisas y la restante funciona como conclusión. El silogismo es una argumentación en la que, en base a un antecedente que compara dos conceptos con un tercero, permite inferir o deducir un consecuente.

En otras palabras, se puede decir que el modelo de silogismo está compuesto por tres proposiciones que incluyen un término medio (el cual es común a la dos premisas y se descarta en la conclusión) y dos extremos. Uno de los ejemplos más usuales es el siguiente:

“Todos los seres humanos son mortales”
“Aristóteles es un ser humano”
“Por lo tanto, Aristóteles es mortal”.

Hay que tener en cuenta que un silogismo no siempre impulsa conclusiones verdaderas, más allá de que siga una forma válida de razonamiento. Por ejemplo:

“Todos los perros fueron cachorros”
“Snoopy es un perro”
“Por lo tanto, Snoopy fue cachorro”

Aunque el silogismo es válido desde un punto de vista lógico, la conclusión tiene un carácter falso, ya que Snoopy es un perro ficticio y nunca fue cachorro.

Cabe destacar que los silogismos suponen que, de dos premisas negativas, nunca puede obtenerse una conclusión. Por otra parte, de dos premisas afirmativas, no puede obtenerse una conclusión negativa.

Los tipos de silogismo pueden clasificarse en cuatro figuras distintas con tres términos, que totalizan 256 tipos de silogismo: de ellos, sólo 19 son legítimos.

Entre los diferentes tipos de silogismos que existen podemos destacar tres fundamentalmente. El primero de ellos es el llamado silogismo compuesto que se caracteriza por el hecho de que la premisa mayor es una proposición compuesta y porque la premisa menor afirma o niega una parte de la anterior.

El segundo tipo es el conocido como silogismo condicional. Como su propio nombre indica, establece que la premisa mayor es una proposición de clase condicional y la premisa menor es categórica. De la misma forma hay que subrayar que en aquel existe un antecedente y después un consecuente.

El tercer tipo de silogismo es el llamado disyuntivo. En este caso concreto la premisa mayor es disyuntiva y la menor lo que hace es afirmar o negar una de las alternativas planteadas. Un ejemplo sería el siguiente: O el dos es un número par o es un número impar. El dos es un número par, por tanto no es impar.

Definiciones web