Definición de simiente

  • En Botánica. Embrión de las plantas espermatófitas, producto de la evolución del óvulo fecundado por el polen, y normalmente envuelto en un tegumento duro que lo protege
  • En Fisiología. Combinación de espermatozoides y fluidos producidos en el aparato genital masculino de los animales y de la especie humana.

Simiente es un término que procede del latín sementis y que, de acuerdo al diccionario de la Real Academia Española (RAE), tiene dos grandes acepciones: el concepto puede hacer referencia a una semilla o al semen.

La simiente, por lo tanto, es el pequeño cuerpo que forma de parte de un fruto y que le permite dar origen a una nueva planta. Las simientes se producen con la maduración de un óvulo; al contener un embrión, permiten el desarrollo de nuevas plantas si se cumplen las condiciones apropiadas.

Una simiente almacena alimento rico en proteínas en el tejido fino que se conoce como endospermo. En algunas especies, el embrión se encuentra en el endospermo, mientras que en otras el propio endospermo es absorbido por el embrión.

La simiente, por otra parte, puede referirse al semen, que es líquido viscoso producido por el aparato genital masculino de los seres humanos y de los animales. Este líquido, que es expulsado durante la eyaculación a través del pene, está compuesto por espermatozoides y plasma seminal.

La producción de semen se inicia en la pubertad, entre los 12 y los 14 años aproximadamente. La cantidad producida aumenta de manera progresiva hasta alcanzar un nivel máximo que varía en cada individuo. A partir de entonces, la producción comienza a disminuir, aunque los varones producen semen durante toda su vida.

En el caso de los humanos, se expulsa una media de entre 1,5 y 5 mililitros en cada eyaculación. Dicha cantidad dependerá del nivel de excitación durante el acto sexual y de la abstinencia sexual previa.