Significado de solsticio

  • m. Nombre de los dos momentos del año en que se producen sendos cambios estacionales y es máxima la diferencia entre día y noche.
  • solsticio de invierno El que se produce el 21 o 22 de diciembre y da comienzo al invierno en el hemisferio Norte y al verano en el hemisferio Sur.
  • solsticio de verano El que se produce el 21 o 22 de junio y da comienzo al verano en el hemisferio Norte y al invierno en el Sur.

Definición de solsticio

  • En Astronomía. Cualquiera de los dos días del año en que en los que el sol alcanza su mayor o menor altura aparente en el cielo y la duración del día o de la noche son las máximas del año, respectivamente.

Del latín solstitium, el término solsticio es un concepto astronómico que se refiere a la época en que el Sol se encuentra en uno de los trópicos. El solsticio de invierno es conocido como solsticio hiemal y supone el día más corto y la noche más larga del año en el hemisferio boreal (en el austral, ocurre exactamente lo contrario).

El solsticio de verano o solsticio vernal produce el día más largo y la noche más corta del año en el hemisferio boreal (sucediendo lo contrario en el hemisferio austral).

Para el trópico de Cáncer, el solsticio ocurre del 21 al 22 de junio, mientras que, para el trópico de Capricornio, el solsticio tiene lugar del 21 al 22 de diciembre.

Los solsticios ocurren por la inclinación axial del eje terrestre. Esto permite que el Sol alcance, en cierto momento del año, su máxima declinación norte respecto al ecuador celeste (+23º 27′) y su máxima declinación sur (-23º 27′). En otras palabras, los solsticios son los momentos anuales en los que el Sol alcanza su posición extrema, ya sea boreal o meridional.

Desde la antigüedad, la llegada de los solsticios ha sido acompañada de diversos festejos y rituales. El solsticio de junio se celebra en la costa de España con las Hogueras de San Juan, un rito donde, al encender una hoguera, se trata de dar más fuerza al Sol, que comienza a hacerse más débil en el hemisferio norte a partir de ese momento.

De igual forma, el solsticio de diciembre se festeja en el hemisferio norte como el regreso del Sol, ya que, a partir de ese momento, los días comienzan a alargarse. Existe un simbolismo donde se asocia el Sol con el renacimiento y la esperanza. Por eso, hay quienes dicen que los cristianos fijaron la natividad de Jesucristo en diciembre como un símbolo de la llegada de una nueva luz al mundo. Por otra parte, la Navidad intentaría opacar las festividades paganas que existían desde hacía ya mucho tiempo.

Pero no todos los festejos que se realizan durante los solsticios han sido oficializados; estos dos momentos del año están relacionados con un sinfín de creencias, que los convierten en choques entre la realidad y la magia. Por otro lado, estos puntos en los cuales la duración del día y la noche se ven afectadas, también han captado la atención de la ciencia. Veamos a continuación algunas curiosidades:

* mucha gente cree fervientemente que mientras tiene lugar el solsticio de verano se abre un portal que permite a seres propios de la mitología, como son los espíritus y las hadas, ingresen en nuestro mundo;

* la geología ha investigado extensamente los solsticios y ha llegado a concluído en que estos fenómenos se dan en nuestro planeta desde hace más de cuatro mil cuatrocientos millones de años;

* entre las ceremonias que se realizan durante el solsticio, existen algunas que tienen como objetivo invocar a fuerzas sobrenaturales para que concedan ciertos deseos y eliminen la negatividad del mundo;

* el conocido monumento Stonehenge, en Inglaterra, ve a casi cuarenta mil personas reunidas cada año para festejar el solsticio.

En medio de ambos solsticios se da un fenómeno denominado equinoccio, que también tiene lugar dos veces al año: una entre el 20 y el 21 de marzo, y la otra entre el 22 y 23 de diciembre. Se trata de dos momentos en los cuales el Sol se encuentra en el mismo plano de nuestro ecuador. Durante un equinoccio, el día y la noche duran prácticamente lo mismo; otra de sus características principales es que las distancias entre cada uno de los polos de nuestro planeta y el astro solar coinciden. Por otro lado, es importante señalar que el equinoccio de marzo marca el comienzo del otoño en el hemisferio Sur y de la primavera en el Norte, mientras que el de diciembre da inicio al verano y al invierno en los respectivos hemisferios.

Definiciones web