Significado de sublimación

  • En el latín es donde se encuentra el origen etimológico de la palabra que ahora vamos a analizar. En concreto procede del vocablo sublimatio, que puede traducirse como “elevación”, el cual emana a su vez del verbo latino sublimare que se puede dictaminar que es sinónimo de “enaltecer o elevar”.

    Se define como sublimación al acto y consecuencia de sublimar (es decir, pasar de forma directa del estado sólido al de vapor o engrandecer, resaltar o ensalzar a alguien o algo).

    Para la química, la sublimación (fenómeno también definido como volatilización) es el procedimiento que se basa en modificar el estado sólido de un material por el de estado gaseoso, sin necesidad de llevarlo hacia el estado líquido. El concepto también permite nombrar al método opuesto (el traspaso directo entre el estado gaseoso y el sólido), aunque es más habitual que se hable de sublimación inversa o cristalización.

    La sublimación se hace presente en el ciclo del agua, que puede encontrarse en estado sólido (hielo), líquido (los océanos) o gaseoso (vapor). El ciclo hidrológico se desarrolla a partir de la radiación del sol y de la fuerza gravitatoria: el sol hace que el agua de los océanos se transforme en vapor y pase a la atmósfera, hasta que vuelve a sus fases líquidas o sólidas a través de las precipitaciones (lluvia, nieve). El agua también llega al estado gaseoso por la sublimación de su estado sólido.

    El hielo seco es un ejemplo de sustancia capaz de sublimarse. La purificación del azufre y del yodo también supone un proceso de sublimación. Se conoce como presión de vapor o saturación a la presión en la que, ante una temperatura dada, la fase sólida (o líquida) y la fase de vapor alcanzan un equilibrio o armonía dinámica.

    De la misma forma hay que hacer mención al hecho de que en el ámbito tecnológico también se hace uso del término que estamos abordando. En concreto, él mismo se emplea para definir a un tipo de impresora que se caracteriza por el hecho de que realiza la transferencia de lo que es la tinta al papel mediante el calor y una cinta de tinta que tiene cuatro colores y que se da en llamar CMYK.

    En concreto los resultados que se consiguen con esta impresora de sublimación son de muy alta calidad lo que hace que donde se trabaje con ella sea especialmente en el ámbito de la fotografía profesional. En contraposición a este gran beneficio que tiene su utilización se encuentra el que es más elevado el coste de la obtención de copias con ella que con cualquier otro dispositivo similar.

    La psicología, por su parte, habla de sublimación para nombrar a un mecanismo de defensa que consiste en reemplazar el objeto pulsional de deseo del individuo por otro objeto, que pierde su carga sexual al pasar por la conciencia.

    En dicho ámbito hay que destacar que el padre de esta terminología fue el médico y neurólogo austríaco Sigmund Freud, considerado además el padre del psicoanálisis. Dicho personaje desarrolló y explicó a fondo la citada sublimación en un amplio número de trabajos científicos como sería el caso de la obra titulada “La moral sexual cultural y la nerviosidad moderna”.