Significado de temporalidad

  • f. Transitoriedad de las cosas:
    la temporalidad de la vida humana.
  • Cualidad de lo que es profano, frente a lo religioso:
    la temporalidad de su cosmovisión escandalizó en su época.

Definición de temporalidad

  • Cualidad de lo temporal.
  • La condición de lo mundano, perecedero, transitorio.

La palabra temporalidad es un término que presenta dos usos en nuestro idioma. Por un lado, cuando queremos expresar la transitoriedad que observan las cosas en la vida es habitual que empleemos esta palabra.
En tanto, la característica saliente de la temporalidad es la cualidad de transitorio. Lo transitorio, por su parte, sobresale especialmente por las condiciones de pasajero, temporal, fugaz, efímero. Por caso, cuando algo, una relación sentimental, por ejemplo, dura muy poco en el tiempo, es decir, empieza y termina casi simultáneamente será considerada como transitoria.

Entonces, aquello que se considera como transitorio, no será de ninguna manera permanente ni tampoco eterno, y esto es precisamente porque el rasgo distintivo de lo permanente es que perdura y permanece en el tiempo.

Ya mencionamos el caso de las relaciones que uno puede mantener en la vida y que pueden estar sujetas a esta condición de la temporalidad. Pero también existen actividades que desplegamos en la vida y que pueden implicar a la temporalidad.
Un caso concreto es la actividad laboral. Resulta ser recurrente en el ámbito laboral de las últimas décadas que a los empleados se los contrate en una primera instancia en calidad de temporales y luego, si es que el mismo cumple satisfactoriamente con las tareas asignadas y su comportamiento está de acuerdo a lo esperado de él, se le extienda un contrato por tiempo indeterminado.

También, dentro de este mismo contexto es habitual que se generen contratos temporales cuando el empleado titular de un puesto o cargo pide licencia durante algunos meses por alguna razón médica o personal y entonces, se hace preciso ocupar su cargo con otro empleado, al cual se lo contratará en las condiciones de temporalidad.

Pero la palabra que nos ocupa también presenta como dijimos en el comienzo otra referencia que se da a instancias del ámbito de la religión, ya que de este modo se denominará a aquello que frente a lo estrictamente religioso se reconoce como profano, irrespetuoso, o sea, que no respeta las cuestiones sagradas sino que por el contrario, las enfrenta y trata con irreverencia.