Significado de test psicológico

  • El test psicológico, también denominado como prueba psicológica, es un instrumento de tipo experimental que se utiliza para medir o evaluar una característica psicológica específica o aquellos rasgos esenciales y generales que marcan y distinguen la personalidad de una persona.

    El comportamiento individual que los reactivos del test provocan serán valorados comparándolos, ya sea estadística o cualitativamente con el de otros individuos que son sometidos al mismo test, pudiéndose llegar a través de este método experimental a una determinada clasificación del sujeto o sujetos en cuestión. Y asimismo, ese comportamiento específico que observe el individuo ante un determinado reactivo debe representar lo más fielmente posible el funcionamiento que tendría ese sujeto en determinadas situaciones cotidianas en las cuales la capacidad que se le está evaluando se ponga en ejecución real.

    Existen dos tipos de test psicológicos, los Psicométricos y los Proyectivos.
    Los primeros, miden y le asignan un valor a determinada cualidad o proceso psicológico, como ser la inteligencia, la memoria, la atención, el desempeño cognitivo y la comprensión verbal, entre otros. Están dirigidos a actividades de evaluación y de selección, tal sería el caso de las entrevistas laborales. Casi siempre, cuando uno aplica por algún puesto laboral, además de ser evaluado en cuanto a experiencia y conocimientos, será sometido a un test psicológico para determinar si cumple con las características psicológicas que el puesto en cuestión demanda. También, los test psicométricos, son usados a instancias del diagnóstico clínico. Su organización, comprensión, administración, interpretación e incluso la corrección suelen estar estandarizada y objetivada.

    Y los Test Proyectivos, por su lado, se encuentran inscriptos dentro de lo que se conoce como la corriente dinámica de la Psicología. Parten de una hipótesis menos estructurada que los anteriores y que pondrá a prueba la individualidad de la respuesta de cada individuo en orden a inferir sus rasgos de personalidad. Este tipo de test suele ser más usado en ámbitos clínicos, forenses e infantiles.

    Tradicionalmente y también para evitar caer en errores graves por la falta de profesionalismo, es que la realización de los test psicológicos se encuentra más que nada reservada a los psicólogos, aunque, algunas legislaciones permiten que los mismos sean realizados por profesionales no recibidos en Psicología pero con el debido entrenamiento de un psicólogo antes de realizarlos o bien dejando a estos las tareas de interpretación y de corrección de los mismos.