Definición de transgénico

  • Se dice del ser vivo, que tiene incorporado algún gen exógeno, o más de uno, a fin de modificar algunas de sus cualidades o propiedades.

El término transgénico es un adjetivo que se utiliza para designar a todos aquellos seres vivos que han nacido con su información genética alterada. Normalmente, este término se usa para señalar a aquellos animales o plantas que son alterados de manera artificial, ya sea porque existen objetivos científicos o comerciales detrás de esas modificaciones. Los organismos transgénicos son un fenómeno característico de la última parte del siglo XX, momento en el cual los científicos occidentales lograron descifrar la estructura completa del ADN y por tanto establecer a partir de allí una base para futuras transformaciones de esa información particular.

Usualmente, los elementos transgénicos se encuentran mucho más presentes en nuestra vida cotidiana de lo que nosotros sabemos. Esto es así porque muchos alimentos y productos comestibles están hechos en base a alteraciones genéticas que tienen diversos objetivos: asegurar una mayor preservación del producto en el tiempo, resaltar sus colores, texturas o sabores, elaborar productos de mayor calidad, etc. Sin embargo, si bien algunos de estos propósitos pueden ser beneficiosos, la manipulación genética siempre es peligrosa ya que puede terminar generando nuevos organismos desconocidos y por tanto no aceptados por el cuerpo humano que los consume.

Sin embargo, la idea de transgénico no se aplica solamente a los alimentos. Así, muchos animales son también alterados genéticamente con el objetivo de asegurar una especie, obtener mejores productos para consumo humano, etc. Algunos casos particulares y significativos son aquellos animales que son transformados genéticamente para que su línea de herencia genere especímenes de mayor calidad (por ejemplo, como sucede con los vacunos o las ovejas). También algunos animales suelen ser alterados genéticamente para venderse como mascotas o animales domésticos especiales, en cuyo caso ya estamos hablando de manipulación genética con fines comerciales y económicos, lo cual puede ser gravemente penado por ley y de alta peligrosidad.

Los especialistas establecen que si bien algunos tipos de manipulaciones genéticas son inofensivas y pueden contribuir al mejoramiento de una especie (por ejemplo, cuando se trabaja para dotar a especies en peligro de extinción de elementos que les permitan subsistir mejor a ciertas condiciones), la actividad debe ser estrictamente controlada para evitar problemas y resultados negativos en cualquier tipo de acción.