Significado de zafiro

  • m. Corindón cristalizado de color azul que se utiliza en joyería:
    pendientes de zafiros.

Definición de zafiro

  • Gema de color azul, compuesta principalmente de óxido de aluminio (Al 2O 3), con rastros de óxidos de hierro y de titanio, siendo éste el que le da su color característico. Cristaliza en el sistema monoclínico y en el hexagonal.

La palabra zafiro proviene del término latino sapphirus y hace referencia a una gema azulada que pertenece a la familia de los corindones. Se trata de una de las piedras preciosas más relevantes y valiosas del planeta, junto con los diamantes, los
rubíes y las esmeraldas.

La fórmula del zafiro en lo referente a su composición química es Al2O3, ya que el zafiro es una combinación de los óxidos de hierro, aluminio y titanio. Este último elemento es el responsable del tradicional tono azulado del zafiro. De todas formas existen otras tonalidades de esta piedra: rosados, amarillos y verdes.

Se dice que el zafiro es la hermana azul del rubí, ambos comparten características como material con el que han sido compuestos, el corindón mineral, el rojo es el que se conoce como rubí y el azul como zafiro. El corindón es la segunda piedra preciosa más dura, la primera es el diamante.

Existen muchas variedades de zafiros, los de Cachemira y los de Birmanos son de un color azul intenso y son muy difíciles de encontrar en el mercado; los más comunes son los de Sri Lanka y Madagascar y pueden encontrarse en una amplia gama de colores desde azul oscuro hasta azul cielo. De acuerdo a sus colores son conocidos como: zafiro blanco, zafiro de agua, zafiro oriental y zafiro falso.

Los zafiros de color púrpura son considerados menos valiosos por esa inexactitud en su color. Esta tonalidad le viene dada por las impurezas que presentan el hierro y el titanio y no son muy apreciados. Cabe destacar que el valor económico de una piedra de zafiro está dado por la intensidad de sus colores, cuanto más oscuro es más caro, sobre todo si es de color azul.

Los colores del zafiro pueden percibirse mejor al estar frente a una luz fluorescente o a plena luz del día, cuando es incandescente estas piedras se ven apagadas. Para conseguir trabajar sobre el zafiro se los somete a un tratamiento térmico a través del cual se calientan las piedras antes de cortarlas a unos 1800 grados Celsius. Esta exposición al color intensifica sus colores y los vuelve más caros.

En cuanto a las propiedades químicas del zafiro, puede decirse que no sufre el ataque de los hidrácidos, con la excepción del ácido fluorhídrico. Por otra parte, en cambio, le atacan el ácido perclórico, el ácido hexafluorosilícico, su óxido ácido y, en caliente, también el agua regia.

El zafiro puede ser hallado en yacimientos de bauxita, rutilo y hematita. Los productores más importantes a nivel internacional se encuentran en el continente africano, aunque también existen yacimientos en América del Sur. Por otra parte, hay zafiros en la zona india de Cachemira, en el territorio australiano de Queensland Central, en Sri Lanka y en Siam.

El uso del zafiro está asociado a la joyería y a ciertas herramientas que emplean láser. Por otra parte, existen zafiros sintéticos que reciben su color a partir del suministro de titanio y cromo. Estos zafiros artificiales se fabrican, desde 1902, por el proceso que se conoce como Verneuil.

Los mitos del zafiro

Cabe señalar que en el zodiaco esta piedra es la que corresponde al Tauro, es decir que una persona nacida entre el 21 de abril y el 21 de mayo con una piedra de zafiro azul conseguirá protección. Además es la piedra natal de los que nacieron en el mes de septiembre.

También se cree que un zafiro simboliza la sinceridad, la fidelidad y la verdad en las relaciones humanas y es fuente de paz, sabiduría y alegría. En la antigüedad esta piedra estaba relacionada con la protección ante los malos espíritus y también se creía que el zafiro estrella era un poderoso talismán que protegía a los viajeros y buscadores.

Para ahondar aún más en este tema podemos contarles que los antiguos persas estaban convencidos de que la tierra se hallaba reposando sobre un enorme zafiro y que el color del cielo no era otra cosa que el reflejo de él.
Posteriormente se dijo que las tablas con los mandamientos que supuestamente el dios cristiano dictó a Moisés eran de zafiro, esto convirtió a esta piedra en una de las predilectas entre reyes y religiosos, porque cobró la importancia de la representación del favor divino.

Entre los monarcas esta piedra es muy utilizada, por ejemplo la corona británica tiene grandes zafiros azules e incluso el Rey Carlos eligió un anillo de compromiso para la princesa Diana que contaba con una de estas piedras.

Definiciones web